lunes, 15 de mayo de 2017

UNA CONVERSACIÓN ENTRE ASESINOS

CONVERSACION KISSINGER - PINOCHET, 8 DE JUNIO DE 1976, ASAMBLEA GENERAL DE LA OEA, SANTIAGO-CHILE

Memorándum de conversación, Documento desclasificado por el Departamento de
Estado. Fecha: 8 de junio de 1976. Hora: 12, mediodía. Lugar: Santiago,
Chile (Oficina del Presidente Pinochet).
Participantes:
CHILE: Augusto Pinochet, Presidente; Patricio Carvajal, ministro de
Exteriores; Manuel Trucco, embajador en Estados Unidos; Ricardo Claro
Valdés*, coordinador de la conferencia de la OEA por el Gobierno chileno.
ESTADOS UNIDOS: Henry Kissinger, Secretario de Estado; William D. Rogers,
Subsecretario para Asuntos Interamericanos; Anthony Hervas, intérprete.



KISSINGER: Este es un hermoso edificio. La conferencia está bien organizada.
¿Usted se está reuniendo con todas las delegaciones?

PINOCHET: Sí. Dos o tres al día. Quiero decirle que estamos muy agradecidos
que usted haya venido a la conferencia.

KISSINGER: Es un honor. Quedé muy impresionado con la recepción popular
cuando llegué. Tengo fuertes sentimientos de amistad hacia Chile.

PINOCHET: Este es un país de gente de buen corazón que ama la libertad. Esta
es la razón por la cual no aceptaron el comunismo cuando los comunistas
intentaron tomarse este país. Es una larga lucha de la cual somos parte. Es
una etapa del mismo conflicto que explotó durante la guerra civil española.
Y destacamos el hecho de que a pesar de que los españoles trataron de parar
al comunismo hace 40 años, en España está floreciendo otra vez.

KISSINGER: Recientemente recibimos al rey español y discutí con él
exactamente ese mismo tema.

PINOCHET: Yo he estado siempre en contra del comunismo. Durante la guerra de
Vietnam yo me reuní con algunos de sus militares y les dejé claro mi
anticomunismo y les dije que esperaba que ellos pudieran derrotarlo.

KISSINGER: En Vietnam nos derrotamos a nosotros mismos debido a nuestras
divisiones internas. Hay una campaña comunista internacional.

PINOCHET: Chile está sufriendo debido a esa propaganda. Desgraciadamente no
tenemos los millones necesarios para hacer contra-propaganda.

KISSINGER: Debo decir que su representante (Sergio Diez) fue muy efectivo al
explicar su posición durante la Asamblea General de esta mañana. En los
Estados Unidos, como usted sabe, tenemos simpatía por lo que usted está
tratando de hacer aquí. Yo pienso que el gobierno anterior iba en la
dirección del comunismo. Nosotros le deseamos lo mejor a su gobierno. Al
mismo tiempo, nosotros enfrentamos problemas domésticos masivos respecto al
tema de los derechos humanos en todas las ramas del gobierno, especialmente
en el Congreso pero también en el Ejecutivo. Como usted sabe el Congreso
está ahora debatiendo mayores restricciones en la ayuda a Chile. Nosotros
nos oponemos a ello. Pero básicamente nosotros no queremos intervenir en sus
asuntos domésticos. Nosotros no podemos ser precisos en nuestras propuestas
sobre lo que usted debe hacer. Sin embargo, este es un problema que complica
nuestras relaciones y los esfuerzos de aquellos que son amigos de C! hile.
Esta tarde yo voy a hablar sobre derechos humanos en la Asamblea General. Yo
postergué mi discurso hasta que pudiera hablar con usted. Yo quería que
usted entendiera mi posición.

Nosotros queremos manejar el asunto en términos de persuasión moral y no en
términos de sanciones legales. Por esta razón nos oponemos a la Enmienda
Kennedy. En mi discurso voy a tratar el asunto de derechos humanos en
términos generales y los derechos humanos en el contexto mundial. Me voy a
referir en dos párrafos al informe sobre Chile de la Comisión de Derechos
Humanos de la OEA. Yo voy a decir que el tema de los derechos humanos ha
afectado las relaciones entre Estados Unidos y Chile. Esto es en parte el
resultado de las acciones del Congreso. Voy a agregar que yo espero que
usted elimine estos obstáculos pronto.

También voy a destacar el informe sobre Cuba y la hipocresía de algunos que
manejan el tema de los derechos humanos como un medio para intervenir en los
gobiernos. Yo no puedo hacer menos que esto sin provocar en Estados Unidos
una reacción que lleve a restricciones legislativas. El discurso no es
contra Chile. Yo le quería decir esto. Mi evaluación es que usted es una
víctima de los grupos izquierdistas alrededor del mundo y que su mayor
pecado fue derrocar a un gobierno que iba en dirección del comunismo. Pero
tenemos un problema práctico que debemos tener en cuenta sin provocar
presiones incompatibles con su dignidad y que al mismo tiempo no conduzcan
al establecimiento de legislación que dañe nuestra relación. Sería de gran
ayuda que usted nos informe sobre las medidas que está tomando en el campo
de los derechos humanos.

Nada de esto es dicho con la intención de minar a su gobierno. Yo quiero que
usted salga adelante y quiero mantener la posibilidad de ayuda. Si
derrotamos la Enmienda Kennedy (Yo no sé si usted escucha mis conversaciones
telefónicas, pero si usted lo hace, usted acaba de escuchar mis
instrucciones a Washington para hacer exactamente eso), nosotros vamos a
hacerle llegar los F-5 que hemos acordado. Vamos a esperar un poco en otros
temas para evitar darles munición adicional a nuestros enemigos.

PINOCHET: Estamos volviendo paso a paso a la institucionalidad. Sin embargo,
estamos siendo constantemente atacados por los demócratas cristianos. Ellos
tienen una voz muy fuerte en Washington. No la gente en el Pentágono, pero
se las arreglan para meterse en el Congreso. Gabriel Valdez tiene acceso.
También Letelier.

KISSINGER: Yo no he visto un demócratacristiano por años.

PINOCHET: También Tomic y otros que no recuerdo. Letelier tiene acceso al
Congreso. Nosotros sabemos que están dando información falsa. Vea usted,
nosotros no tenemos experiencia en cuestiones de gobierno. Estamos
preocupados por nuestra imagen. En unos pocos días vamos a publicar el
artículo constitucional sobre derechos humanos y también otro que va a
establecer el Consejo de Estado. Hay varios esfuerzos que estamos realizando
para establecer la institucionalidad.

En el área económica, hemos pagado nuestras deudas después de renegociarlas.
Estamos pagando 700 millones en deudas con intereses este año. Hemos hecho
una reforma agraria. Y estamos tomando otras medidas constitucionales. Hemos
liberado a la mayoría de los prisioneros detenidos. Recientemente a 60 más.
El 11 de septiembre de 1974 yo desafié a los soviéticos a que liberen a sus
prisioneros. Sin embargo, no lo han hecho, mientras que nosotros solamente
tenemos 400 personas que están actualmente detenidas. En el plano de las
relaciones internacionales, estamos funcionando bien. En el caso de Bolivia,
hemos expresado nuestra buena voluntad. Todo depende de Perú ahora.

KISSINGER: Tengo la impresión de que Perú no tiene muchas simpatías.

PINOCHET: Usted está en lo correcto. Perú no quiere que prospere la idea.

KISSINGER: Los peruanos me dijeron que no obtendrían un puerto según el
arreglo.

PINOCHET: Perú se está armando. Perú está tratando de comprar un
portaaviones de los británicos por 160 millones. También está construyendo 4
torpederos en Europa. Perú está rompiendo el equilibrio de armas en el
Pacífico Sur. Tiene 600 tanques de la Unión Soviética. Nosotros estamos
haciendo lo que podemos para mantenernos en pie en caso de una emergencia.

KISSINGER: ¿Y qué están haciendo?

PINOCHET: Principalmente, estamos modificando viejos armamentos, arreglando
chatarra. Nosotros somos un pueblo con mucha energía. No tenemos peones.

KISSINGER: Entiendo que Chile generalmente gana sus guerras.

PINOCHET: Nunca hemos perdido una guerra. Nosotros somos un pueblo
orgulloso. En el frente de los derechos humanos, estamos progresando
lentamente. Ahora sólo tenemos 400. Hemos liberado a más. Y también estamos
cambiando algunas sentencias de modo que los prisioneros puedan salir del
país.

KISSINGER: Si usted pudiera agrupar las liberaciones, en vez de 20 a la
semana, tener un programa más grande de liberaciones, eso sería mejor para
el efecto sicológico de las liberaciones. Lo que quiero decir no es que
usted debería demorarlas, pero que usted debería agrupar las liberaciones.
Pero para volver a la cuestión de la ayuda militar, yo realmente no sé qué
va a pasar mañana en el Senado.

TRUCCO: La Enmienda Buchanan es posible.

KISSINGER: Repito que si la versión de la Cámara de Representantes tiene
éxito, entonces vamos a enviar los aviones [Trucco discute los aspectos
técnicos de la legislación en efecto en 1975-1976-1977]

TRUCCO: El problema está ahora en el Senado en relación a la Ley [de
Presupuesto] para el año fiscal 1977. La Cámara de Representantes ya ha
aprobado la Enmienda Fraser.

KISSINGER: Yo entiendo. Nosotros tenemos una posición respecto a eso. Mi
discurso y nuestra posición están diseñados de modo que podamos decirle al
Congreso que estamos conversando con el gobierno chileno y, por tanto, el
Congreso no necesita actuar. Teníamos la opción de que yo viniera o no
viniera. Decidimos que era mejor para Chile que yo viniera. Mi discurso no
es ofensivo para Chile. Noventa y cinco por ciento de lo que digo vale para
todos los gobiernos del hemisferio. Ello incluye cosas que vuestra propia
gente ha dicho.

TRUCCO: Eso es cierto. Nosotros estamos fuertemente a favor de reforzar la
Comisión [de DD.HH.] de la OEA.

KISSINGER: Nosotros no le estamos pidiendo a la OEA que apoye nada. Yo he
hablado con otras delegaciones. Queremos una salida que no sea profundamente
embarazosa para ustedes. Pero como amigos, yo debo decirles que nosotros
enfrentamos una situación en los Estados Unidos según la cual debemos ser
capaces de señalar ciertos hechos aquí en Chile, o de lo contrario vamos a
ser derrotados. Tal como Angola ha demostrado, el Congreso se encuentra en
un estado de tendencia destructiva. Nosotros estábamos en una buena posición
en Angola. Nosotros creíamos que Angola podría convertirse en el Vietnam de
Cuba. Esto podría haber ocurrido si Cuba hubiera comenzado a tener 20 caídos
en combate por semana. Cuba no podría haberse mantenido por mucho tiempo.
Nosotros teníamos las fuerzas para ello.

El Congreso nos paró pero yo tengo la convicción de que el Ejecutivo,
quienquiera que sea elegido, va a ser más fuerte después de la elección.

PINOCHET: ¿Cómo ven los Estados Unidos el problema entre Chile y Perú?

KISSINGER: [Después de una pausa] No nos gustaría ver un conflicto. Todo
depende de quién lo empiece.

PINOCHET: La cuestión es realmente cómo prevenir el inicio.

KISSINGER: El pueblo americano se preguntaría quién está moviéndose contra
quién.

PINOCHET: Pero ustedes saben lo que está pasando aquí. Ustedes lo ven con
sus satélites.

KISSINGER: Bueno, yo le puedo asegurar a usted que si usted se toma Lima,
usted va a tener poco apoyo de los Estados Unidos.

PINOCHET: Ya lo hicimos una vez, cien años atrás. Sería muy difícil ahora en
vista del actual equilibrio de fuerzas.

KISSINGER: Si Perú atacara esto sería un asunto muy serio para un país
armado con equipo soviético. Sería muy serio. Claramente, nosotros nos
opondríamos diplomáticamente. Pero todo depende, más allá de eso. No es
fácil generar apoyo para acciones militares de los Estados Unidos en estos
días.

PINOCHET: ¿Tenemos que combatir con nuestras propias armas?

KISSINGER: Yo distingo entre preferencias y probabilidades. Todo depende de
cómo ocurra. Si hay una agresión frontal, eso significa una resistencia más
fuerte, más generalizada.

PINOCHET: Supongamos lo peor, es decir, que Chile es el agresor. Perú se
defiende y nos ataca. ¿Qué pasa?

KISSINGER: No es tan fácil. Nosotros vamos a saber quién es el agresor. Si
usted no es el agresor, usted va a tener apoyo, pero la agresión no resuelve
disputas internacionales. Un lado puede montar un incidente. Sin embargo,
generalmente, nosotros vamos a saber quién es el agresor.

CARVAJAL: En el caso de Bolivia, si le damos algo de territorio a Bolivia,
el territorio boliviano puede ser garantizado por los Estados Americanos.

KISSINGER: Yo he apoyado a Bolivia en sus aspiraciones de una salida al mar,
pero de la Flor no está contento con ello.

CARVAJAL: Si nosotros le diéramos algo de territorio a Bolivia y después
Perú usara el puerto, Perú obtendría todo lo que necesita.

KISSINGER: Presiento que Perú no aceptaría.

PINOCHET: Estoy muy preocupado por la situación peruana. Las circunstancias
pueden provocar una agresión por parte de Perú. ¿Por qué están comprando
tanques? Ellos tienen artillería pesada, de 155.

Perú se inclina más hacia Rusia que hacia Estados Unidos. Rusia apoya a su
gente 100%. Nosotros estamos tras de ustedes. Usted es el líder. Pero usted
tiene un sistema que castiga a sus amigos.

KISSINGER: Hay mucho mérito en lo que usted dice. Esta es una época muy
curiosa en los Estados Unidos.

PINOCHET: Nosotros resolvimos el problema de las grandes empresas
transnacionales. Nosotros renegociamos las expropiaciones y demostramos
nuestra buena fe haciendo pagos oportunos sobre nuestra deuda.

KISSINGER: Es una desgracia. Nosotros hemos pasado por Vietnam y Watergate.
Tenemos que esperar hasta las elecciones. Nosotros recibimos muy bien el
derrocamiento del gobierno pro comunista aquí.

Nosotros no tenemos por propósito debilitar su posición. Respecto a agresión
extranjera, sería una grave situación si uno fuera atacado. Eso constituiría
una amenaza directa al sistema interamericano.

CARVAJAL: Hay una influencia cubana masiva en Perú. Hay muchos cubanos allí.
Los peruanos pueden ser empujados. ¿Y qué va a pasar con los miles de
soldados cubanos actualmente en Africa, cuando ya no se les necesite allí?

KISSINGER: Si hay tropas cubanas involucradas en un ataque peruano, entonces
el problema es fácil. Nosotros no vamos a permitir una fuerza militar cubana
de 5000 cubanos en Perú.

CARVAJAL: Ahora tienen un sistema según el cual los peruanos [debió decir
'cubanos' en vez de 'peruanos'] entran en grupos de 20 pero el registro
peruano sólo registra 1.

KISSINGER: Los cubanos no son buenos soldados.

CARVAJAL: Sin embargo, existe la posibilidad de un ataque irresponsable.

CLARO: Yo tengo fuentes en Perú. Se me dice que existe la posibilidad muy
real de que Cuba pueda enviar tropas por vía aérea a Perú.

KISSINGER: Esto cambia la situación y el asunto resulta fácil entonces.
Nosotros no le vamos a permitir a Cuba otra aventura militar. Una guerra
entre Perú y Chile sería un asunto complicado pero una guerra entre Cuba y
Chile u otros, no nos sería indiferente.

CLARO: Vuestros planificadores estuvieron aquí en 1974. Ellos no creyeron
que había una amenaza cubana. Los soviéticos usan Cuba para agredir, yo
argumenté. Desde entonces, Angola ha confirmado esto.

KISSINGER: Nosotros no vamos a tolerar otra movida militar cubana. Después
de la elección, vamos a tener problemas masivos si ellos no han salido de
Angola. Segundo, yo también creo muy firmemente que no podemos aceptar
coexistencia y subversión ideológica. Ahora tenemos las condiciones para una
política más realista. A ustedes les ayudaría mucho si hicieran algún
progreso respecto a los derechos humanos, el cual podría ser anunciado en
paquetes. Lo más importante son las garantías constitucionales.

El número preciso de prisioneros es lo de menos. El derecho de habeas corpus
también es importante. Y si ustedes pudieran darnos información anticipada
respecto a vuestros esfuerzos en materia de derechos humanos, nosotros
podríamos usar esto. Respecto a los demócratas cristianos, nosotros no los
tenemos en cuenta. Yo no he recibido a ninguno desde 1969. Lo que queremos
hacer es quitarles las armas a nuestros enemigos. Este es un fenómeno que
manejamos de manera especialmente severa con nuestros amigos. Yo quiero ver
que nuestras relaciones y nuestra amistad mejoren. Yo incentivé a la OEA a
que tuviera su Asamblea General aquí. Yo sabía que iba a ser de prestigio
para Chile. Yo vine por esa razón. Nosotros tenemos sugerencias. Nosotros
queremos ayudarlos, no debilitarlos. Ustedes le prestaron un gran servicio
al occidente al derrocar a Allende. De otra manera Chile habría seguido a
Cuba. Entonces no habría habido derechos humanos o una comisión ! de
derechos humanos.

TRUCCO: Nosotros le entregamos a la Asamblea General nuestras respuestas a
algunas de las sugerencias del señor secretario. Lo que va a faltar será
nuestra explicación de las Actas Constitucionales que se están preparando.

KISSINGER: ¿Podrían terminarlas mientras la OEA está aquí?

PINOCHET: Nosotros hemos querido no hacer nada mientras la OEA está aquí,
pues de lo contrario parecerá que lo estamos haciendo para evitar las
presiones de la OEA. Es posible que lo podamos hacer en unos 30 días.

KISSINGER: Si podemos, nosotros estamos dispuestos a decir que tenemos la
impresión de que el Acta Constitucional es de mucha ayuda.

PINOCHET: Yo lo discutí en mi discurso inaugural.


CUANDO EL CÓNDOR DE LA MUERTE VOLABA POR AMÉRICA LATINA...

TOMADO DE MI LIBRO "OPERACIÓN CÓNDOR"

lunes, 1 de mayo de 2017

EL MOTIN DEL TÈ Y LA CHISPA QUE EMPEZO LA INDEPENDENCIA DE EEUU

Hola amigos del blog, hojeando mis libritos de mi biblioteca, me encontré con los sucesos que desembocaron con la revolución americana, el Motín del Té, y decidí postearlo, a fin de divulgar y recordar tan famoso motín. 

TOMADO DEL LIBRO: 
"Breve Historia De los Estados Unidos". pags. 87 y siguientes.
Autores: Samuel E. Morison, Henry S. Commager, William E. Leuchtenburg
Editorial Fondo de Cultura Económica.









LA POLÍTICA COLONIAL BRITÁNICA Y JORGE III

Abordar el tema de la política británica colonial es de suma  importancia para comprender las causas de la revolución americana. en  el decenio de 1760 - 1770 el parlamento británico aprobó ciertas leyes  que generaron un profundo malestar en las colonias americanas. Los  Whigs habían logrado eliminar a los tories del parlamento. De los Whigs  se generaron varias facciones políticas, entre ellas los viejos whigs,  los pittistas, partidarios de Grenville y el Duque de Bedford, etc...


El Joven Jorge III decía sentirse partidario de los Whigs, aunque  dentro de si no quería otra cosa que restaurar el poder de la corona,  venciendo a los whigs en su propio juego, creando un partido propio y  mas adelante gobernando con el. Después de formar varios gobiernos que  no cedían a sus caprichos, Jorge III logro organizar exactamente un  gobierno sumiso, colocando a su amigo Lord North de Primer Ministro, el  fue el que llevo a las colonias a la rebelión y el fue el que perdió la guerra de independencia. 

EL COMIENZO

La cadena de acontecimientos que condujeron al motín del té comenzó con  la situación a la que se enfrentaba la corona en 1763. el ministerio de  Grenville adopto medidas de emergencia que consideraba temporales. La  Proclama Real de 1763 Octubre 7, reservaba a los indios todas las  tierras situadas entre los Apalaches, La Florida, el Mississippi y  Quebec. Así, de un plumazo, la Corona Británica anuló todas las  reclamaciones de tierras occidentales de las 13 colonias y trazo "una  linea de la Proclama" a lo largo de las crestas de los Apalaches.


Al año siguiente 1764, el Gobierno se aboco a la administración,  organización y planificación de los territorios y asuntos indios,  haciendo tratados con las tribus sobre comercio y obtención de tierras,  puesta de guarniciones, etc.. el costo anual de mantenimiento de dichas  guarniciones ascendía a un costo abrumador: 350.000 libras oro. El  parlamento Británico decidió gravar de impuestos a las Colonias Americanas para así costear tanto los costos de mantenimiento de las  guarniciones, como para recuperarse de la Guerra de los 7 años.

El parlamento aprobó la ley de Ingresos de 1764, mejor conocida como la  ley del Azucar. Esta ley tenía como objetivo la recaudación directa de  impuestos sobre productos de lujo como el vino, el café o la seda, al mismo tiempo que iba imponiendo un monopolio sobre el comercio de los mismos. Al año siguiente aprobaría la Ley del Timbre (22 de Marzo de 1765).

Las colonias protestaron airadamente ambas leyes, en especial esta, produciendo fuertes disturbios en las 13 colonias. Ante esta situación, los diputados de nueve colonias se reunieron y redactaron una declaración de derechos y agravios que llegó hasta Londres y provocó incluso un cambio de gobierno, llegándose a abolir los impuestos. No obstante, no sería por mucho tiempo: otro cambio de gobierno reanudó la ofensiva contra las colonias, esta vez con más fuerza, e impuso cargas sobre el papel, el vidrio, el plomo y el té.

Desde entonces se vivió un periodo de relativa calma hasta que, en 1773, Jorge III aprobó la denominada "Ley del Té" (Tea Act), que concedía el monopolio del comercio del mismo a la Compañía de las Indias Orientales, ya que se les eximía de pagar el impuesto aduanero, lo cual les permitía comerciar a unos precios mucho más reducidos que el resto (incluso que los contrabandistas) y permitía que todos los beneficios fueran a parar a Londres.


LA CHISPA QUE ENCENDIÓ LA REVOLUCIÓN

Este hecho provocó un gran descontento que en la noche del 16 de diciembre de 1773 se puso de manifiesto en la protesta que tuvo lugar en la Old South Meeting House de Boston y que reunió a una cifra estimada de 8,000 personas. De aquella protesta se separó un grupo de radicales perteneciente a los "Hijos de la libertad" quienes,disfrazados de indios mohawk, se dirigieron al puerto de Boston y arrojaron al mar la carga de tres barcos de la Compañía de las Indias Orientales consistente en 343 cajas de té, valoradas en 10,000 libras. 

Este incidente se conoce como el "Motín del té" (Tea Party) de Boston. El "Motín del té" provocó una violenta reacción británica que llevó a la promulgación de las que vinieron a llamarse "Leyes Coercitivas" (Coercive Acts) en Gran Bretaña y "Leyes Intolerables" (Intolerable Acts) en Estados Unidos, entre ellas el cierre del puerto de Boston.


Se produjeron varios intentos de reconciliación, por ejemplo, Benjamin Franklin llamó al diálogo llegando incluso a ofrecerse a pagar el té de su bolsillo y, en mayo de 1774, se reunió una asamblea en la taberna de Raleigh (Williamsbourg, Virginia) que llamó a la reunión de todas las colonias en un congreso convocado en el Carpenter's Hall de Filadelfia, de nuevo a propuesta de Benjamin Franklin, que tuvo lugar el 5 de septiembre de ese mismo año y en el que se aprobó la negociación en detrimento de la ruptura.

EL COMIENZO DE LA LUCHA INDEPENDENTISTA

Sin embargo, a pesar de los intentos de reconciliación, las posturas se radicalizaron y se separaron cada vez más. Los partidarios de la ruptura fueron ganando peso y, a finales de 1774, una buena parte de las colonias eran ya incontrolables. El 18 de abril de 1775 se produjo el incidente de Lexington, en el que un grupo de soldados británicos que viajaba de Boston a Concorde para confiscar pólvora, armas y municiones disparó contra un grupo de milicianos de la población de Lexington dando así comienzo a la guerra. Se había iniciado el camino a la independencia.

jueves, 27 de abril de 2017

LA IMPORTANCIA DE LOS PADRES

Cuando el poeta victoriano Robert Browning tenía cinco años, vio a su padre sentado en su silla de lectura, absorbido en un gran volumen. El pequeño Robert le preguntó qué era, y su padre contestó: "El sitio de Troya". El muchacho preguntó: "¿Qué es un sitio y qué es Troya?" Su padre se puso de pie, puso una silla sobre la mesa, dejó caer al niño y dijo: -Usted es Príamo, rey de Troya, y procedió a describir la guerra de Troya para divertir a su hijo. El gato se hizo Helen, los perros Agamemnon y Menelaos, el muchacho de establo Hector, y así sucesivamente. El joven Robert estaba encantado. Un año o dos más tarde, viendo a su hijo jugando "Siege of Troy" con sus amigos, su padre sugirió leer toda la historia en una traducción de Homero, que el muchacho hizo con deleite. Entonces su padre sugirió estudiar griego para que pudiera leer la historia en las palabras del propio Homero, y cuando el niño tenía doce años había leído todo en Homer en el original.

Ya no hay muchos padres como Browning. La educación clásica hace hincapié en la gran literatura del pasado, y los cristianos sobre todo deben comprender la necesidad de conocer el pasado, pues la historia es un registro de la obra de Dios y la respuesta del hombre. Pero el hombre del siglo XX cree que el pasado es irrelevante y que sólo lo práctico tiene valor. A los hombres, sobre todo, se les enseña a sentir la tiranía de lo práctico. En consecuencia, los hombres suelen tener más dificultades para apreciar la educación clásica que sus esposas. Pero si los padres no aprenden a amar los viejos libros de literatura e historia y el estudio del latín y el griego, entonces sus hijos, que serán la próxima generación de jefes de familia, tampoco aprenderán a valorarlos, y nosotros los padres seremos Culpable de perpetuar en la próxima generación el odio anti-bíblico del pasado.

Ejemplo de un Padre

En la tradición clásica, Gilbert Highet habla de "una clase de maestro que tendemos a olvidar, aunque debemos recordarlos con admiración y cariño." Estos son los padres que introdujeron a sus hijos a los grandes libros y las hermosas lenguas de Grecia y Roma , Que despertó su interés y los ayudó sobre las arenas secas y obstinadas vallas, y estudió junto con ellos, hasta que a menudo los hijos se hicieron hombres famosos que admiramos como si se hubieran producido a partir de la nada. Para engendrar el cuerpo, sino para ayudar a hacer la mente de tu hijo ".
Muchos padres de los cuales tenemos registros en la Escritura y en la historia son ejemplos muy pobres de esto; Muchos huyeron del deber de ayudar a hacer que la mente de un hijo. Por otro lado, muchos padres han sido maravillosos ejemplos de devoción, dispuestos a renunciar a su propio placer ya veces a su bienestar, por el de sus hijos, porque tienen una visión para las generaciones y no sólo para sus propias vidas.

Isaac Casaubon, uno de los grandes eruditos de la Reforma, estaba aprendiendo griego de su padre a la edad de nueve años. Cuando la noticia de la masacre de los protestantes franceses por parte de los católicos los llevó a las colinas, su padre continuó las lecciones en una cueva.

Cuando el ensayista del Renacimiento Montaigne era un niño, su padre contrató a un profesor que hablaba con fluidez el latín. Se le pidió que hablara sólo latín al niño, al igual que el resto de la familia. El pequeño Montaigne aprendió el latín como su lengua materna, y por el resto de su vida leyó por placer en los autores antiguos mejor que cualquier erudito del día. Su padre le enseñó griego haciéndolo un juego, una lengua privada que podrían utilizar entre ellos.

El padre de Edmund Gosse, el poeta victoriano y ensayista, era un biólogo. Llevó a Edmund con él a las costas de la costa inglesa donde examinaron a las criaturas que vivían allí. Mientras estaba allí, su padre escuchó a Edmund tratando de recitar sus declinaciones latinas, con las que había estado teniendo dificultades, y tomando su viejo Vergil empezó a repetir el primero de los poemas bucólicos de Vergil por la memoria. El niño no entendía ni una sola palabra, pero fue dominado por la música de las líneas, y se fue repitiendo para sí mismo en una especie de gloria: «mientras yo cuelgué sobre las mareas en el borde del mar», dice Gosse , "Todo mi interior está acostumbrado a sonar con el sonido de 'formosam resonare doces Amaryllida siluas'".

John Stuart Mill provenía de una familia numerosa a la que su padre se esforzó por apoyar su escritura. El padre de Mill comenzó a enseñarle griego cuando el chico sólo tenía tres años y el latín cuando tenía ocho años. Bajo la dirección de su padre, cuando Mill tenía doce años, había leído, en los idiomas originales, la mayoría de los poetas, filósofos e historiadores griegos y romanos. A su octavo año, Mill había leído a una docena de los grandes historiadores ingleses, incluyendo el declive y caída del imperio romano de Gibbon. El padre de Mill caminaba una hora cada mañana por su salud, y durante diez años llevó a John, le preguntó acerca de su lectura, explicando puntos difíciles, y sugiriendo otra lectura para que el niño siguiera.

Un amor por el aprendizaje

Todos estos padres estaban profundamente involucrados con el crecimiento mental de sus hijos, ayudándoles en sus estudios o enseñando a los niños mismos. Pero lo que es más importante, todos estos padres estaban dedicados al aprendizaje; Les gustaba la lectura, la conversación y la compañía de otros hombres que sentían lo mismo. Si queremos que nuestros hijos adoren aprender, desear conocimiento y apreciar nuestra herencia intelectual, debemos hacer lo que hicieron estos padres: debemos modelarlo amando, deseando y apreciando esas cosas nosotros mismos. No es suficiente para la Madre creer en el valor de los libros y amarlos; Si el Padre desprecia el aprendizaje, por la palabra o la simple apatía, ¿a quién imitará el hijo? Muy pocos padres dirían: "Aprender es una pérdida de tiempo, muchacho." Pero muchos lo dicen muy claramente por su apatía.

El elemento más crítico en la educación de un hijo no es el plan de estudios que sigue, sino la actitud de su padre hacia el aprendizaje. El mejor plan de estudios es la elección de conversación de un padre en la mesa de la cena, las preguntas que hace a sus hijos, los libros que les lee y especialmente los libros que lee tarde en la noche cuando nadie mira para ver si televisión.


miércoles, 12 de abril de 2017

LA MEJOR MEDICINA PARA VENEZUELA... MI REFLEXION SOBRE LA GRAN CRISIS QUE ATRAVIESA MI PAIS

Venezuela esta en este momento tan profundamente corrupta que no hay vuelta a nuestra antigua creencia en la virtud fundada en la fe. Los fundamentos morales de Venezuela siguen siendo fuertes y una generación de jóvenes fieles podría levantarse y recuperar sus viejas instituciones para siempre. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es cierta?

Tito Livio (Livio), uno de los grandes historiadores romanos del primer siglo antes de Cristo, vio los dos lados de la moneda: ¿Roma todavía era grande? ¡claramente!. ¿Había una gran corrupción en su corazón? Nadie podía negarlo. Y en su historia de Roma Tito Livio representó el tipo de retraso gradual y el acelerado colapso cultural que vemos en nuestro país ahora. Además, dijo que su nación había llegado al punto en que no podía "soportar mas los vicios ni los remedios necesarios para curarlos". Y es precisamente ese problema el que nos hace conservadores culturales de corazón. Vemos que nuestros vicios nacionales nos están destruyendo (aunque aún no estamos destruidos por ahora...), pero también vemos que al parecer ya no hay estómago para remedios fuertes. Pero Tito Livio tiene una respuesta: el estudio de la historia. Escucha lo que dice:

"El estudio de la historia es la mejor medicina para una mente enferma. Porque en la historia tienes un registro de la infinita variedad de experiencias humanas claramente expuestas para que todos las vean; Y en ese registro puedes encontrar para ti y para tu país, tanto ejemplos como advertencias: cosas finas y buenas que tomar como modelos; Y las cosas negativas y podridas que se pueden evitar ".

Ahora, por supuesto, la única medicina para la enfermedad final de la depravación humana es el evangelio de Jesucristo. Pero eso no es lo que dice Livio; Él está hablando de la clase de enfermedad en el corazón que mencionamos antes -la angustia o casi desesperación que sentimos los amantes de nuestro país mientras miramos a su alrededor y vemos vicios que la destruyen y no hay soluciones, esta enfermedad que carcome el pais está tentada a pensar que no hay solución. Esa clase de enfermedad puede ser aliviada por el estudio de la historia.

El estudio de la historia es "medicina para el corazón patrio") porque revela lo que no podríamos saber: que esta no es la primera vez que esto sucede, que hay causas que podemos comprender, que el carácter humano individual Y el juicio (bueno y malo) y no las fuerzas impersonales grandes, son los motores que impulsan la historia, que puede haber soluciones que nunca habríamos adivinado que podría conducir a la recuperación cultural, que hay modelos de valor y virtud para imitar incluso Frente al vicio casi universal, y que si de hecho no hay precedentes para recuperarse de una situación como la nuestra, todavía hay lecciones que aprender y transmitir. En otras palabras, el estudio de la historia nos da una perspectiva, un telón de fondo sobre el cual podemos establecer nuestras propias circunstancias modernas y hacer mejores juicios sobre ellas.

El gran Tito Livio

martes, 11 de abril de 2017

EL MITICO EMPERADOR CHINO YAHOO

En China, durante el reinado del mítico emperador Yahoo, una gran catástrofe puso fin a una edad mundial. durante diez días el Sol no se ocultó. Los sucesos en los días del Emperador Yahoo merecen un examen minucioso... Veamos...

Según la cronología china mas antigua, en esos días, el agua del océano se abalanzó contra la tierra, (tsunami?) y amenazaron al cielo con inundaciones... Las llamas quemaron bosques enteros en gran extensión... 

El gran rey "legislador" que gobernaba cuando sucedió esta catástrofe planetaria era Yahoo. En el prefacio de Shu King, atribuido a Confucio, se dice: el nombre original de Yahoo el emperador, era Fang- heun. Su nombre fue cambiado después del Diluvio, al parecer inspirado en el sonido de los gemidos de la tierra. 

Se considera que la personalidad de Yahoo y su periodo de reinado, fueron los mas fecundos en los anales chinos. La historia de China anterior a su reinado se atribuye al perido mítico del pasado chino.


En las memorias históricas de Se- Ma T´sìen, así como en los anales de Shu King, citado anteriormente, se dice que el Emperador Yahoo envió a sus astrónomos al Valle de la Oscuridad y  a la Residencia Sombría para observar los nuevos movimientos del Sol y de la Luna y las sigicias, o puntos orbitales de las conjunciones, así como también investigar e informar al pueblo acerca del orden de las estaciones. También se dice que Yahoo introdujo una reforma en el calendario: hizo que las estaciones concordaran con las observaciones: lo mismo hizo con los meses; e igual con los días.

Estos sitios (el Valle de la Oscuridad y la Residencia Sombría) eran los observatorios astronómicos de la China Imperial antigua. Hay que acotar que por esos días los astrónomos chinos avistaron una estrella "llameante" ... Realidad o Mito?



Por esos días de acontecimientos astronómicos aterradores, los anales chinos cuentan que la tierra se vio infestada de animales repugnantes, y casualidad¡ por esos tiempos igualmente, caía en Egipto las plagas de las ranas, la plaga de las moscas y la muerte de los animales¡¡

Que ocurrió realmente en la época del Emperador Yahoo? que catástrofe astronómica planetaria sumó al planeta entero en caos? podría ser una de las causas de las invasiones de los pueblos del mar? 


(RESEÑA DEL LIBRO "MUNDOS EN COLISIÓN" IMMANUEL VELIKOVSKY

jueves, 6 de abril de 2017

LA CAMPAÑA DE DOMICIO CORBULON EN ARMENIA

En definitiva, el poder de Augusto y de sus sucesores descansaba en el control que ejercían sobre el ejercito. Augusto pudo confiar en su extensa familia para librar las guerras mas importantes de su principado, cosa que no podrían hacer sus sucesores. Tiberio empleo a Germánico y a Druso, pero sus tempranas muertes, en el 19 y el 23 d.c respectivamente, no hubo nadie que los sustituyera en los 14 años siguientes. Caligula, Claudio y Nerón no tuvieron parientes masculinos, y tampoco tenían experiencia militar. Allí entra Corbulon en escena...


Conocemos muy poco sobre los primeros años de vida de Corbulon, salvo que procedia de una familia rica y acomodada. Su padre fue Consul sustituto en el 39 d.c; en el 47 d.c el Emperador Claudio lo nombro Legatus en la Germania Inferior. Antes de su llegada la provincia se vio afectada por una devastación causada por el pueblo de los Caucos. Estos, dirigidos por Gannasco se dedicaban a las labores de piratería y saqueo en dicha provincia. Al llegar Corbulon rápidamente empleó al ejercito, rearmó los navíos  de la escuadra naval Classis Germanica, haciendo continuos patrullajes en el Rin y en el Mar del Norte, se enviaron grupos de soldados pocos numerosos para interceptar cualquier saqueador de camino que hubiera desembarcado; los saqueadores eran rapidos en sus ataques, pero, eran especialmente débiles cuando cargaban su botín. Los Caucos fueron expulsados muy rápidamente, Corbulon se dedico la mayor parte del tiempo posterior a su victoria a re-entrenar al ejercito rigurosamente. 

Cuando Corbulon consideró que el ejercito ya estaba lo suficientemente entrenado y fortalecido, con buena moral y disciplina, decidio cruzar el Rin, y avanzon por tierra bordeando la costa del Mar del Norte. El primer pueblo que encontró fueron los Frisones, que habian sistematicamente atacado a los romanos 11 años atras en el 28 d.c. Los frisones viendo tal cantidad de legioanrios decidieron rendirse sin oponer resistencia, permitiendo a los soldados romanos establecer una guarnicion permanente. 

Corbulon siguió adelante dispuesto a llegar hasta las tierras de los Caucos, mandando adelante a mensajeros exigiendo rendicion incondicional. Igualmente dicha embajada preparo el asesinato del lider Cauco, Gannasco. Dicho asesinato, en vez, de provocar la rendición del pueblo, tal como sucedió con Yugurta o Viriato, provoco el efecto contrario, pues los Caucos decidieron resistir con mas ahínco, a medida que Corbulon se adentraba en sus tierras. En ese momento recibió instrucciones directas del Emperador Claudio... debía volver...

Apesar de regresar con un mal sabor de boca, se vio recompensado aun con honores triunfales en Roma. Dicha actuacion de Corbulon en Germania le valio cierta fama en el Imperio. Pero seran sus posteriores campañas en el este las que serviran para establecer su reputacion como uno de los mas grandes generales romanos del siglo I d.c.

SITUACIÓN POLÍTICO MILITAR EN ARMENIA Y LA FRONTERA PARTO-ROMANA

Tirídates, un príncipe parto, había asumido el trono de Armenia. Tras la muerte de Claudio, los consejeros jefe del nuevo emperador adolescente, Nerón, le persuadieron de que Roma debía arrebatar a Partia el control sobre Armenia. Esos consejeros —el secretario jefe de Nerón, el afamado filósofo Lucio Séneca, y el prefecto del pretorio, Sexto Burro— afirmaron que el hombre adecuado para ese trabajo era Lucio Domicio Corbulón.

En 54 d.C., Corbulón se dirigió hacia el este para planear una ofensiva en Armenia. Oficialmente, Corbulón era el nuevo gobernador de las provincias de Capadocia y Galatia, ambas compartían frontera con Armenia, pero el Palatium le había otorgado poderes superiores a los de los demás gobernadores provinciales. Cuando Corbulón llegó a su puesto, se encontró con que el estado de las cuatro legiones estacionadas en Siria era deplorable. Seleccionó a la legión VI Ferrata y a la X Fretensis para encabezar su campaña, pero decidió que antes de embarcarse en ninguna operación militar se ocuparía de poner en forma a esas unidades. Muchos de los soldados habían vendido sus cascos y escudos, la mayoría no había hecho una guardia jamás, algunos se habían convertido en «elegantes comerciantes que se estaban enriqueciendo con su negocio» [Tác., A, XIII, 35].

Puede que sus estandartes identificaran esas unidades como la VI y la X, pero ninguna de las dos eran legiones según los criterios de Corbulón. Licenciando a aquellos que eran demasiado mayores o débiles, Corbulón sometió al resto a un riguroso programa de entrenamiento. Al final del año, llevó a sus legiones a las montañas de la Capadocia, donde hizo que pasaran el invierno, durmiendo en sus tiendas de campaña sobre la nieve.
Las condiciones eran tan severas que a los hombres encargados de la guardia se les congelaban los pies y las manos. Corbulón sufrió las gélidas temperaturas junto a sus hombres y, a medida que se iban endureciendo, a regañadientes, empezaron a mostrar respeto por el inflexible general. Corbulón era un hombre que nunca se precipitaba. Para cuando se dio por satisfecho con el estado de hombres y sus propios preparativos, había llegado el año 58 d.C. Tras añadir seis cohortes de la legión III Gallica, llegadas de su cuartel en Judea, a la fuerza que había reunido en Capadocia, en la primavera de 58 d.C., Corbulón invadió Armenia.

PRIMERA CAMPAÑA DE CORBULON EN ARMENIA

Para la operación, puso al legado Cornelio Flaco al frente de la legión VI Ferrata y de los duros sirios de las cohortes de la III Gallica. El propio Corbulón capitaneó la X Fretensis, respaldada por unidades auxiliares. Su adversario era el ejército armenio, entrenado y equipado de la misma manera que sus aliados, los partos.

Los romanos habían enviado a sus nuevos aliados, la tribu de los moschi, a recorrer y atacar el norte de Armenia como maniobra de distracción, dejando sus líneas de suministro bien resguardadas en las montañas, mientras las legiones de Corbulón invadían el oeste de Armenia desde dos direcciones, pillando a los comandantes de Tirídates totalmente por sorpresa. En un solo día, las tropas romanas asaltaron tres fortalezas distintas. En la fortaleza de Volandum, la más poderosa de Armenia, Corbulón dividió a sus unidades en cuatro grupos, asignando un método diferente de asalto a cada uno de ellos, que compitieron entre sí para ser los primeros en abrirse camino hacia el interior de la fortificación. Volandum cayó ante Corbulón en cuestión de horas, «sin que [los romanos] perdieran un solo soldado y con muy pocos heridos».

Todos los varones adultos hallados en Volandum fueron ejecutados. «La población no militar fue vendida en una subasta pública. El resto del botín fue para los conquistadores» [Tác., A, XIII, 39]. Corbulón premió el valor y el triunfo de sus soldados, pero era un hombre que no soportaba la cobardía. Sexto Frontino, un exitoso general romano que le conocía, escribió que, cuando dos escuadrones de caballería y tres cohortes cedieron ante el enemigo cerca de la fortaleza armenia de Initia, Corbulón obligó a sus hombres a dormir fuera de los muros del campamento «hasta que expiaron su vergonzosa acción mediante trabajo constante y razias victoriosas» [Front., Strat., IV, I, 21]. Por ese mismo delito, Corbulón hizo que le arrancaran la ropa al prefecto de caballería Emilio Rufo, haciendo que permaneciera en el pretorio con la espalda desnuda hasta que decidió dejarle marchar [ibíd., 28].



Uniéndose, los dos contingentes de Corbulón avanzaron sobre la capital de Armenia, Artaxata, vadeando el río Avaxes para luego dar una vuelta con el fin de asaltar la ciudad desde el este. La
VI Ferrata, que ocupaba la izquierda de la columna, marchaba en orden de batalla, flanqueada por los arqueros a pie y los escuadrones de caballería, que se extendían hasta las colinas, mientras la III Gallica se situaba a la derecha. La X Fretensis marchaba entre ambas, con el bagaje. La caballería y los auxiliares constituían la retaguardia. El rey Tirídates llevaba consigo a miles de jinetes arqueros, que irrumpieron con estruendo en la llanura para intimidar a las tropas romanas y se situaron fuera del alcance de los proyectiles, en los flancos, avanzando al mismo paso que la columna. Un joven prefecto de caballería romano que, en un arrebato de ira, galopó demasiado cerca del enemigo, acabó ensartado por las flechas armenias.

Cuando atardeció, los jinetes arqueros de Tirídates se esfumaron en la oscuridad. Al día siguiente, los exploradores romanos anunciaron que Tirídates y su ejército se estaban retirando hacia el este. Cuando Corbulón llegó a las afueras de Artaxata, los habitantes abrieron las puertas de par en par. Puesto que no tenía capacidad suficiente para defender la expuesta ciudad, Corbulón dijo a los habitantes que recogieran sus posesiones y se marcharan y, después, ordenó que la redujeran a cenizas. A continuación, puso rumbo al oeste, mientras sus tropas se quejaban porque se había terminado el suministro de trigo para su ración diaria de pan y solo podían alimentarse de carne. A pesar de todo, los legionarios asaltaron dos fortalezas antes de que el ejército alcanzara la segunda ciudad de Armenia, Tigranocerta, junto al río Niceforio, en el suroeste.

Al saber por su amigo Frontino que era muy probable que los tigranocertanos presentaran una resistencia tenaz, Corbulón ejecutó a Vadando, un noble armenio que había hecho prisionero, y ordenó a un ballestero que lanzara su cabeza hacia el interior de la ciudad. «Cuando los líderes de Tigranocerta la vieron», cuenta Frontino, «se sintieron tan consternados que se apresuraron a rendirse». Tigranocerta abrió sus puertas para dejar pasar a Corbulón y sus legiones [Front., II, 5].

Nerón había elegido a un noble de Capadocia, Tigranes, para asumir el trono de Armenia, y el príncipe se presentó en ese momento en Tigranocerta. Dejando al nuevo rey con una guardia personal de dos cohortes de legionarios, mil quinientos auxiliares de infantería y algunos jinetes, Corbulón se retiró a Siria, de la que pasó a ser gobernador tras el fallecimiento del titular del cargo, Umidio Cuadrato. Después de la veloz e imparable campaña de las tres legiones de Corbulón, Armenia se encontraba de nuevo bajo dominio romano.

SEGUNDA CAMPAÑA ARMENIA DE CORBULÓN

En el año 62 d.C., volvió a estallar un conflicto en Armenia cuando Partia invadió el país reivindicando su derecho sobre él. La fuerza de invasión parta estaba capitaneada por Moneses, el mejor general del rey de Partia, Vologases. Los partos rodearon la nueva capital armenia, Tigranocerta, donde la guardia romana del rey instalado en el trono por el imperio, Tigranes, le defendió ferozmente. Cuando Corbulón, que se encontraba en Siria, fue informado de la invasión, ordenó a dos legiones, dirigidas por Verulano Severo, que partieran a toda velocidad hacia Armenia para socorrerlos.

Al ver a las dos legiones aproximándose, los partos suspendieron el asedio y se retiraron de Armenia. La guarnición romana también abandonó Tigranocerta y se unió a las dos legiones en un campamento situado al otro lado de la frontera, en Capadocia, para pasar el invierno. A continuación, Corbulón solicitó refuerzos de Roma y el nombramiento de un general de alto rango para ocuparse de la defensa de Armenia. En respuesta a su petición, el Palatium envió al fanfarrón Gayo Cesenio Peto, cónsul en el año 60 d.C., junto con la legión IV Scythica de Macedonia y la V Macedonica de Mesia
(cuyas filas acababan de ser reabastecidas con nuevos reclutas de su propia provincia). Peto decidió dejar la V Macedonica en Ponto después de que esta hubiera desembarcado tras el viaje a través del mar Negro. Pecando de exceso de confianza, Peto estaba seguro de que únicamente necesitaría dos legiones en Armenia y llamó a una legión de los cuarteles de Siria, la XII Fulminata, para unirse a la recién llegada IV Scythica.

En ese espacio de tiempo, los partos habían enviado una embajada a Roma, pero al no llegar a un acuerdo con Nerón, el rey Vologases reanudó las hostilidades, buscando ahora no solo ocupar Armenia sino también invadir Siria. Para defender Siria, Corbulón hizo que la VI Ferrata, la X Fretensis y varias cohortes de la legión III Gallica se atrincheraran a lo largo de la orilla del río Éufrates, la frontera natural entre Siria y Partia. Entretanto, Peto, declarando que obtendría una victoria total, cruzó el Éufrates con las legiones IV Scythica y la XII Fulminata y penetró en Armenia. Desde el principio, los augurios fueron negativos: el caballo que portaba los emblemas consulares del propio Peto se asustó mientras atravesaba el puente sobre el Éufrates y se desbocó, echando a correr hacia la retaguardia.

A continuación, el inepto Peto acampó en Rhandeia, en el noroeste de Armenia, durante el invierno,
permitiendo incluso que algunos de sus hombres se fueran de permiso. Desde Rhandeia, Peto escribió una carta a Nerón «como si la guerra hubiera concluido, en un lenguaje pomposo, pero vacío de hechos». Allí, en Rhandeia, el ejército parto rodeó el campamento romano y lo sometió a un durísimo asedio. A medida que transcurrían las semanas, las tropas de Peto, cada vez más hambrientas y acusando la falta de un liderazgo sólido, fueron perdiendo la voluntad de emprender acciones ofensivas. En ese momento, Peto escribió a Corbulón, rogándole que fuera a rescatarle [Tác., A, XV, 8].



Corbulón, después de rechazar el ataque de los partos en el Éufrates, formó metódicamente una columna de auxilio, que incluía un ala de camellos cargados de grano. Cuando Corbulón estaba ya marchando hacia Armenia, Peto accedió a que los romanos se retiraran de acuerdo con los humillantes términos establecidos por los partos. Tras abandonar su bagaje y altas pilas de cadáveres romanos en Rhandeia y construir un puente para los partos, las dos legiones de Peto se retiraron de Armenia arrastrando los pies. Cuando Peto se topó con Corbulón, que venía en dirección contraria, abogó con entusiasmo por unir fuerzas y retornar a Armenia, pero el disciplinado Corbulón replicó que no había recibido «tales instrucciones» del emperador y ambos contingentes romanos se retiraron. Cuando la noticia de este revés llegó a Roma, «todos se mostraron tremendamente decepcionados con Peto», explica Tácito. Peto recibió orden de volver a la capital, pero Nerón le perdonó «con una broma» [Tác., A, XV, 17; 25].

Corbulón, tras reforzar sus tropas con las legiones V Macedonica y XV Apollinaris, entabló negociaciones con el rey parto Vologases desde una posición de fuerza. Al final, se acordó que Corbulón retiraría sus tropas del suelo parto al este de Éufrates, mientras que los partos se retirarían de Armenia. Por otro lado, lo que era igualmente importante, el tratado de paz negociado por Corbulón estipulaba que el hermano de Vologases, Tirídates, reasumiría el trono de Armenia, pero se convertiría en aliado de Roma y prestaría juramento ante Nerón. Varios años más tarde, como parte
de ese tratado, Tirídates se presentaría en Roma para inclinarse personalmente ante Nerón.

Corbulon consiguió demostrar una gran capacidad sin convencer a sus respectivos gobernantes de que no albergaban ambiciones imperiales. Demostró su lealtad y venció en esta campaña a nombre del Emperador. En este proceso también consiguió la gloria y el respeto de otros senadores. Corbulon es el único general del Principado que no pertenecía a la familia imperial y que figura en "las estratagemas" de Faustino.

Años después, en el 67 d.c, cuando Neron se encontraba en su viaje a Grecia, se descubrio un complot para asesinarlo, en la que participaban miembros del Senado; siendo uno de los cabecillas el yerno de Corbulon Lucio Viniciano. Corbulon fue convocado a Grecia y le dieron la oportunidad de o enfrentar el juicio o suicidarse. Un gesto que permitía a los miembros de la familia acusada, de quedarse con los bienes... Corbulon se suicidó... Una prueba mas que el cargo de Legado imperial era mucho mas peligroso que el de comandante de un ejercito romano durante las guerras civiles que azotaran la república.

martes, 28 de marzo de 2017

CULTURA ESTRATEGICA Y POLÍTICA EXTERIOR DE LOS EEUU

A menudo se dice que cada nación tiene un código cultural único, y si el enemigo logra romperlo, puede derrotar fácilmente a dicha nación. De hecho no sólo existe un sistema espiritual y psicológico, puede ser considerado como una matrioska o poseer propiedades híbridas, tales como el establecimiento de objetivos y la memoria nacional que contiene un gran potencial y es la conexión entre las generaciones. La cultura estratégica va de la mano con la posibilidad de revisar la misión histórica y, por lo tanto, los intereses nacionales. Por ejemplo, los expertos hablan a menudo del tipo de civilización anglosajón. Pero ¿cuál fue la razón por la que las colonias británicas en Norteamérica comenzaron la guerra de independencia y, como consecuencia, la formación de los Estados Unidos de América? ¿Cuál es el papel de las sociedades secretas? Se sabe que los masones dispusieron el llamado Boston Tea Party, con el que se inició el movimiento por la independencia de la corona británica. Viendo cómo Gran Bretaña sostuvo vastos territorios en los que era posible llevar a cabo casi cualquier experimento político, ¿de qué carecían los anglosajones en Norteamérica? ¿Por qué los Estados Unidos deciden atacar a sus “hermanos de sangre y espíritu” en Canadá en 1812 (la guerra tuvo consecuencias tanto para los británicos como para los estadounidenses: en agosto de 1814, los británicos capturaron Washington y quemaron la Casa Blanca y el Capitolio)? Una aventura tal difícilmente puede explicarse por los intereses territoriales.


Probablemente, la frontera desempeñó un papel especial en los Estados Unidos, es decir, la zona de desarrollo continental hasta la costa del Pacífico adonde se dirigieron, a finales del siglo XVIII, cientos de colones destruyendo la población indígena en su camino.

Es más, el folclore norteamericano absorbió la historia de los primeros pioneros de la frontera, y todavía son muy populares y son considerados como símbolos del espíritu americano. Los primeros personajes históricos de Estados Unidos, Davy Crockett, Paul Bunyan, Mike Fink, Pecos Bill, etc., son la quintaesencia de la aventura, el engaño, la vulgaridad, la brutalidad y la estafa a sangre fría. Además, estos personajes tienen una fuerza fantástica y una ??salud capaz de tragar con facilidad un rayo o echar el lazo a un tornado. Incluso sus cosas particulares tienen nombres distintivos: el arma de Crockett fue llamada La Muerte del Diablo, y las de los Fink Old Bang-all. Mientras que el pueblo alemán lee a sus hijos Pulgarcita, Caperucita Roja, La Reina de las Nieves y Blancanieves, y los rusos se empapan con los cuentos de leche maternos sobre Ilya Muromets, Ivan Tsarévich y Basilisa la bella, el estándar norteamericano son estos hombres ordinarios pero fuertes, y las maravillas, si ocurrieron, se asociaron con la conquista y sus, por lo general, crueles y despiadadas luchas.


La Homestead Act [Ley de Asentamientos Rurales] de 1862, resultado de la política del Partido Republicano de Estados Unidos, que llegó al poder dos años antes, organizó la frontera, disponiendo el suelo no urbanizable en áreas separadas. Los yanquis ganaron el acceso al Océano Pacífico, pero eso no fue suficiente para saciar su sed de expansión, que los obligó a moverse hacia el norte y hacia el sur. Si no habían tenido éxito en liberar a los canadienses del control británico, había sido bastante fácil liberar la Florida española. Y luego fue capturada una gran parte de México, costándole al país perdedor un tercio de su territorio.

Obviamente, tal éxito de los militares del gobierno de Estados Unidos inspiró la idea de un pueblo invencible y elegido por Dios. Los teólogos, historiadores e ideólogos norteamericanos en la segunda mitad del siglo XIX iniciaron la base científica y política del mesianismo, creando los fundamentos para la exclusividad geopolítica.

Cabe señalar que la cultura estratégica en sí (al menos, según los estadounidenses), comúnmente es entendida como el sistema estable de valores comunes de los líderes del grupo o de los líderes del estado y está ligada al uso de la fuerza militar [1]. Por lo tanto, la cultura estratégica no es la idea del desarrollo del estado y su lugar en el mundo, sino que se establece orientada claramente hacia el conflicto y algunas ideas básicas del mismo.

Sin entender estos principios sería difícil comprender las razones y los métodos de guerra que ayudaron al “Occidente ilustrado” a iniciar conflictos en todo el mundo. El crecimiento tecnológico y la idea de progreso, sea cual sea, no pueden eclipsar la ideología y los valores que fueron utilizados por la élite política occidental para seguir adelante en diversas aventuras. Más seguro es que el progreso científico y tecnológico en manos de estas personas se convierta en un medio para la guerra. Durante muchos años, China utilizó la pólvora sólo para los fuegos artificiales, pero, una vez llegó a Occidente, comenzó a ser utilizada para el asesinato y la destrucción. Es la misma situación que con la tecnología nuclear: en los EEUU, la investigación tenía como objetivo la creación de una nueva arma mortal que casi inmediatamente después se probó contra Japón.


La unificación del sistema político-militar de Estados Unidos y de la ciencia en el siglo XX estaba claramente dirigida a la guerra. Un grupo secreto desarrolló la doctrina que justificaba el conflicto como la norma del orden internacional, y preparó algunas dulces píldoras de propaganda para las masas crédulas.

Una de estas doctrinas fue el famoso informe Iron Mountain, preparado por un grupo de especialistas de diferentes ámbitos. En 1967, los Estados Unidos publicaron un libro llamado The Report from Iron Mountain: On the Possibility and Desirability of Peace [2] [Informe Iron Mountain: sobre la posibilidad y la conveniencia de la paz], afirmando que en agosto de 1963 había sido creado un equipo especial de investigación que terminó su trabajo en un plazo de tres años. El grupo incluía al Ministro de Defensa de las administraciones Kennedy y Johnson, Robert McNamara, al asesor de política exterior de las administraciones Kennedy y Johnson, William Bundy, y al Secretario de Estado de 1961 a 1969, Dean Rusk. Aunque el gobierno de Estados Unidos negó cualquier implicación en la investigación, algunas personas involucradas en su creación confirmaron la autenticidad de su participación.



Los autores señalaron que un estado de paz universal en el mundo daría lugar a cambios en la estructura social de todos los estados en una escala revolucionaria y sin precedentes. El efecto económico del desarme general, que es la consecuencia más evidente de la paz, sería la reconstrucción del modelo de producción y distribución del mundo a un nivel tal que los cambios ocurridos en los últimos 50 años parecerían insignificantes. Los cambios políticos, sociológicos, culturales y ambientales tendrían igualmente consecuencias de gran alcance. La conclusión era que el mundo no estaba preparado en absoluto para hacer frente a esta situación. Por lo tanto, la guerra era absolutamente normal e incluso un fenómeno útil, necesario para el funcionamiento de los estados modernos. “La guerra no es, como se reconoce ampliamente… un instrumento político utilizado por las naciones para la difusión o para la protección de sus principios políticos o intereses económicos. Por el contrario, es la base principal de la organización de las sociedades modernas“. Y más adelante: “… La raíz de todas las diferencias significativas de los intereses nacionales se basa en la dinámica de las necesidades del sistema militar en los conflictos armados periódicos“.

A la guerra como principal fuerza organizadora se le atribuyen una serie de funciones: económicas, políticas, sociológicas, ambientales, culturales, científicas y psicológicas. Se le asignó incluso un papel en el control de la calidad y el nivel de empleo.

El autor señaló que “el sistema militar permite la regulación estable de la sociedad… debemos hacer hincapié en la necesidad de encontrar un enemigo convincente en calidad y alcance. Lo más probable, a nuestro juicio, es que esta amenaza deba ser inventada, en lugar de creada en circunstancias poco claras“. Sin embargo, este enemigo es identificado por el gobierno de Estados Unidos usando términos como “terrorismo islámico”; “Imperio del Mal”, es decir, Rusia; “Eje del mal” (que incluye a Irán, Corea del Norte, Siria y Venezuela); y otros términos extraños como “fascismo islámico” o “hegemonía china”.




Por otro lado, a lo largo de los últimos años y décadas, una serie de propuestas hechas en este informe se llevaron a cabo con escrupulosa exactitud. De modo que no es conspiración ficticia, porque ideas tales como la creación de Cuerpos de Paz, o el proyecto global sobre el tema del cambio climático, pueden ser llevadas a cabo únicamente por una estructura altamente organizada con una visión estratégica, representada por la red del Council of Foreign Relations [Consejo de Relaciones Exteriores], la RAND Corporation y los diversos centros de análisis y la clase política.

Bien, entonces ¿cuál es la cultura de los militares estadounidenses? Su núcleo es una manera particular de comprensión global, que es transmitida naturalmente a parientes, simpatizantes y seguidores de los militares. De acuerdo con este punto de vista, hay tres tipos de personas: ovejas, lobos y perros que custodian a las ovejas. La posición de los militares es el papel de los perros, que se ven obligados a matar a los lobos para salvar a las ovejas [3]. Y este simple esquema les permite matar fácilmente a millones de personas en todo el mundo año tras año.

Los Estados Unidos, como los más experimentados y poderosos (en términos militares), utilizan todo tipo de armas en los conflictos, incluidas las armas nucleares. Su presupuesto de defensa es el más grande en el mundo, mientras que al mismo tiempo sus líderes abogan constantemente por la paz. Tal vez, conociendo los intereses nacionales del país podamos comprender los mecanismos de toma de decisiones sobre la guerra o la intervención.




Quizá deberíamos comenzar por el hecho de que los dos partidos gobernantes en los Estados Unidos, los republicanos y los demócratas, siguen diferentes enfoques en las relaciones internacionales. Los republicanos promueven el realismo, que establece que cada país tiene sus propios intereses nacionales que defender y que deben ser respetados. Los intereses de los estados pueden chocar, y por lo tanto aparecen conflictos. Así, la guerra es un proceso natural y lógico (como dice el informe Iron Mountain. Por cierto, uno de sus principales autores, Robert McNamara, fue republicano). La pregunta es hasta dónde pueden llegar en la defensa de sus intereses (sobre todo si la zona de interés está lejos de sus fronteras) y hasta dónde están dispuestos a sacrificar sus propios recursos y ciudadanos. Los demócratas prefieren la escuela liberal de relaciones internacionales y creen que debe lograrse el consenso universal (por supuesto, de acuerdo con los patrones occidentales), y que la oposición debe ser castigada y reeducada. Por lo tanto, los dos partidos no niegan la posibilidad de la guerra, e incluso, por el contrario, la consideran una herramienta esencial en las relaciones internacionales.

En cuanto a los intereses, por supuesto, los demócratas y los republicanos tienen diferentes puntos de vista sobre este tema, pero es más complicado de lo que parece en un principio.

El politólogo estadounidense Christopher Paul argumenta que el interés nacional es la construcción social, y su uso, definido por la misma estructura social, es coordinado a través de los procesos sociales. Si se trata de una construcción, por lo tanto, en muchos aspectos no es natural. Por ello, los intereses nacionales pueden cambiar en este sentido. Hay tres estructuras básicas diferentes, pero relacionadas, de intereses nacionales: el interés nacional, el interés nacional del presidente (esto es, según el presidente), y el interés nacional (por) la legitimidad.

Los ciudadanos en general utilizan el concepto de interés nacional para entender si la política es “buena” para el país en un sentido normativo.

De acuerdo con Alexander George, el concepto de interés nacional sigue siendo importante para la política exterior, a pesar de las limitaciones del enfoque teórico y científico. Los políticos lo utilizan de dos maneras diferentes: en primer lugar, como criterio para estimar las amenazas de la situación para determinar el mejor rumbo; en segundo lugar, como justificación de la decisión [4].

Se estima que durante los últimos cien años los EEUU han cambiado varias veces la definición del interés nacional.

En el período anterior a la guerra, la política exterior de Estados Unidos tenía como objetivo mejorar el bienestar material del pueblo estadounidense, no la puesta en práctica de los intereses nacionales. Era básicamente aislacionista respecto a la política de intervencionismo en la región (Iberoamérica), y se enfatizaba especialmente la reducción de la influencia de las potencias europeas en el Nuevo Mundo. Es conocida como la Doctrina Monroe. Además, el conocido analista político Samuel Huntington escribió que, desde el principio, los estadounidenses construyeron sus creencias personales sobre la diferencia de los no deseados “otros”. Los adversarios siempre definen a los Estados Unidos como lo opuesto a la libertad [5]. Este es un punto muy importante.




¿Quiénes son esos “otros”? Es muy sencillo: todo el resto. No por casualidad, otra obra de Huntington se llama Occidente y el Resto. El concepto del “otro” entró en la geopolítica y las relaciones internacionales desde la antropología cultural. En 1906, el sociólogo norteamericano William Sumner utilizó el término “etnocentrismo”. Éste describe la actitud de prejuicio o desconfianza hacia los extraños (que puede haber dentro del grupo social) y formula una idea muy fructífera sobre el impacto ambiental hostil o la agresión externa en la cohesión interna [6]. Señala que la constante amenaza de guerra contra los extranjeros es algo que une a los miembros del “grupo-nosotros” desde el interior y no permite el desarrollo de desacuerdos que debilitarían su poder militar. Esta necesidad de defensa también crea el gobierno y la ley en el “grupo-nosotros” para evitar conflictos y fortalecer la disciplina… La gente del “grupo-ellos” son los otros, cuyos antepasados ??lucharon con los del “grupo-nosotros”. Sus espíritus estarán encantados de ver a sus descendientes continuar la lucha y les ayudarán. La virtud es el asesinato, el robo y la esclavitud de los otros [7].

Este principio de dicotomía, junto con la idea de superioridad (recordando que el racismo y sus derivados, como el nacionalsocialismo y el fascismo, también fueron inventados por Occidente) causó gradualmente que la sociedad estadounidense se segregara tanto del Viejo Mundo como del resto de los relativamente nuevos estados, como los de Iberoamérica.

Las dos guerras mundiales influyeron en el cambio de tal enfoque. Los Estados Unidos se involucraron mucho más profundamente que antes en los asuntos de Europa y, a mayor distancia, en los de Eurasia, pero como el nuevo poder hegemónico del “mundo libre”. La red de la política exterior de la élite estadounidense comenzó su labor durante la Segunda Guerra Mundial, mucho antes del inicio de la Guerra Fría. Incluso entonces, el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) señaló “áreas importantes” para la demanda estadounidense de materias primas y nuevos mercados para garantizar la prosperidad económica [8].

En general, la Segunda Guerra Mundial fue una guerra organizada por los estrategas estadounidenses, que unieron a un montón de gente para desarrollar un plan tanto en las capitales como en la sede central. La estrategia y la logística se convirtieron en un negocio lucrativo para la industria americana, y esta lección fue bien aprendida por los planificadores militares estadounidenses. El general Marshall fue capaz de aplicar su experiencia en la I Guerra Mundial en las carreteras, ríos y ferrocarriles, pero esta vez la amplió y la adaptó al océano. El hecho importante es que fue la primera guerra mundial abierta a la participación de los Estados Unidos.



William Domhoff afirma que la nueva definición del interés nacional ofrecida por la red de planificación de la política exterior de la élite en la década de 1940, fue principalmente económica en su naturaleza y tenía como objetivo el cumplimiento de todas las funciones del sistema capitalista estadounidense, con cambios al mínimo [9].

Esto corresponde a los estándares de los valores fundamentales de los intereses nacionales; si los ciudadanos y la soberanía del país están a salvo, el interés principal que debe ser defendido es el bienestar de la economía. El CFR esbozó el orden mundial en general que podría satisfacer estos intereses económicos, y el gobierno de Estados Unidos lo adoptó como estrategia de futuro. Durante este período, el interés nacional presidencial demostró su adhesión a la protección de las “áreas críticas”.

Domhoff cree que el anti-comunismo como política clave y sus concreciones ideológicas apareceron sólo después de que surgieran las amenazas al “área crítica” [10]. Los periodistas Christine Jones y Ward Johnson consideran en general que “la preocupación de la política de las élites estadounidenses no es el establecimiento o la protección de la democracia; es, por lo tanto, el establecimiento del capitalismo en todo el mundo y el control sin trabas de recursos y mercados” [11].

El cambio de enfoque en la lucha contra las drogas, el terrorismo (Bush padre), el terrorismo global (Bush hijo), era sólo una tapadera para el control directo de las “áreas importantes”, a menudo con la ayuda de los aliados, que han sido utilizados por Washington para sus propios fines.


Es significativo que en los últimos años ha habido un desplazamiento en la confusa noción de “terrorismo” hacia la especificación de “estado”. Parece que la técnica de sustitución de conceptos terminológicos se utiliza para justificar más fácilmente la guerra contra algunos “estados”, o contra estados reales.

Como Christopher Paul muestra en su libro convincentemente, en las decisiones políticas de intervención militar de los EEUU, a menudo no había ninguna necesidad de acciones agresivas contra otros países [12].

Notas:

[1] Scobell, Andrew. Soldiers, Statesmen, Strategic Culture and China’s 1950 Interventionin Korea // Journal of Contemporary China 8, no. 2, Spring 1999. P. 479.

[2] Report from Iron Mountain: On the Possibility and Desirability of Peace. The Dial Press, Inc. 1967

[3] Ernest Price, Sickening piece of propaganda for US power // 19 February 2015
http://www.solidarity.net.au/reviews/sickening-piece-of-propaganda-for-us-power/

[4] George, A. Presidential Decisionmaking in Foreign Policy: The Effective Use of Information and Advice, Boulder, CO: Westview, 1980, P. 218.

[5] Scobell, Andrew. Soldiers, Statesmen, Strategic Culture and China’s 1950 Intervention in Korea // Journal of Contemporary China 8, no. 2, Spring 1999. P. 479.

[6] Sumner W., Folkways. New-York: Dover, Inc., 1959.

[7] Sumner W. G. War // WSPSA, 1964.

[8] Domhoff, William. The Power Elite and the State: How Policy Is Made in America. New York: Aldine DeGruyter, 1990

[9] Ibid., ?. 137

[10] Ibid., chap. 5.

[11] Christina Jacqueline Johns and P. Ward Johnson, State Crime, The Media, and The Invasion of Panama, Westport: Praeger, 1994. P. 7.

[12] Paul, Christopher. Marines on the Beach. The Politics of U.S. Military Intervention Decision Making. Praeger Security International. Westport, Connecticut. London, 2008.

lunes, 20 de marzo de 2017

SEGURIDAD GLOBAL Y GEOPOLITICA DEL SIGLO XXI

Las problemáticas de seguridad saturan las primeras planas de los diarios y los medios de comunicación: drogas, homicidios, ejecuciones, asaltos. La vida cotidiana se ha vuelto más insegura a medida que aumentan las promesas, los presupuestos y la dureza de las leyes. Desde hace más de 60 años todo ha fracasado en seguridad y hasta un recital se convierte en un peligroso viaje a lo desconocido.


Frente a este complicado panorama que no aporta soluciones, los autores de esta nota y coautores del libro “Geopolítica de la seguridad en América Latina”, que próximamente la Editorial Biblos de Buenos Aires pondrá en venta en toda América Latina, planteamos un re-pensar la seguridad desde el principio. A nuevos escenarios, nuevas soluciones.

La geopolítica de la seguridad no es “algo más” sobre seguridad, es la redefinición completa de toda la problemática, donde ya nada es evidente y todo debe ser re-pensado; se trata al mismo tiempo de una nueva disciplina académica y de un nuevo paradigma sobre seguridad. La criminología y la política criminal se basan tradicionalmente en el binomio delito/delincuente y en la omnipotencia de ley, una estructura que ha demostrado con entusiasmo y vehemencia su ineficacia para bajar los indicadores y mejorar la calidad de vida. Por otro lado, la seguridad ciudadana es un paradigma interesante y muy de moda, pero postula un ejercicio co-rresponsable de la seguridad para un desarrollo pleno de los derechos ciudadanos mientras adorna de bellas palabras y corrección política las rutinas operativas de instituciones corruptas desde su origen, como la policía.

Siempre se presentó como evidente que la ley regula el comportamiento de las sociedades y castiga las conductas inadaptadas, regulación y castigo institucionalizados en el Derecho, la legislación, la función pública, los cuerpos policiales y el sistema de justicia penal, un complejo sistema rotulado genéricamente como “seguridad”. Sin embargo, la geopolítica de la seguridad afirma que el más importante actor de la seguridad todavía permanece oculto y sospechado: el Estado, un actor que en su doble rol de garante de seguridad y ofensor criminal ya no puede pretender la continuidad de una inocencia que nunca tuvo; es necesario develar el carácter intrínsecamente criminal del Estado contemporáneo.

Si en el Estado nace el problema, allí hay que buscar la solución. La violencia legítima fue siempre el elemento que definía al Estado en su intervención sobre las problemáticas de seguridad, es claro que actualmente esa definición es ilegal e inoperante. El elemento del Estado que define ahora las problemáticas de seguridad es el territorio. Se trata de un territorio disputado, fragmentado y criminalizado; un territorio constituyente y significante, pretendido por el Estado y por otros actores no estatales, con pertenencias cada vez más pequeñas y más fuertes, un territorio donde emergen las diferencias y se manifiestan las identidades, donde la ley es construida localmente.

El territorio y la territorialidad tienen una dimensión concreta y una dimensión simbólica, referidas ambas a una relación entre un territorio y los sujetos que lo habitan, con un fuerte carácter edificador de las personas y de las comunidades humanas. En el estudio de las problemáticas de seguridad afirmamos que el territorio ‘es’ el problema. Por eso hablamos de territorio y no de espacio, para priorizar el anclaje físico concreto de la territorialidad, que impacta sobre las personas pero no las constituye pasivamente, porque el territorio no es el espacio subjetivado sino una construcción históricamente significativa e intersubjetivamente definida. En el territorio suceden los hechos pero sobre todo en el territorio se constituyen las personas y la comunidad humana que vive en él. Dado que las sociedades no son homogéneas no hay inadaptaciones sino emergentes singulares para los cuales la ley es un universal abstracto sin rasgos imperativos locales. Estas territorialidades no distinguen clases sociales ni ubicaciones geográficas; todos los supuestos ofensores se sienten territorialmente inocentes frente a una ley que en nombre de representar a “todos” invade los territorios de cada uno sin aceptar diferencias ni disonancias. La defensa de la pluralidad y la diversidad también implica la aceptación de la territorialidad de la seguridad, una característica que es más ofensivamente criminalizada en los barrios periféricos, pobres y re-territorializados de las grandes ciudades.

En la búsqueda de nuevos enfoques teóricos derivados de una cuidadosa observación del mundo real, no basados en falsas premisas nacidas de fantasías bibliográficas, la pregunta realmente pertinente es a qué territorio nos referimos cuando hablamos de las problemáticas concretas y actuales de seguridad.

¿Dónde está el territorio en la ciberseguridad, la corrupción empresarial, el financiamiento de las campañas electorales, el fútbol y otras actividades? El acoso sexual por Internet tiene un carácter territorial difuso, quizás inexistente. Las probables implicancias criminales del desarrollo de la robótica implican un esfuerzo importante de investigación para la resolución de su matriz territorial. El financiamiento de las campañas electorales se refiere a dinero, sin que el territorio tenga allí ninguna incumbencia aparente.

Hasta ahora se ha considerado al territorio como una entidad física concreta con alcances simbólicos y constituyentes. Esa concepción de territorio es útil para una geopolítica de la seguridad que se centra en el estudio de las problemáticas del delito de contacto físico, desde el delito común hasta el crimen organizado, pero resulta insuficiente para el análisis de problemáticas más complejas, ancladas en el desarrollo tecnológico y en los comportamientos intersubjetivos reales, donde el ámbito físico concreto no es evidente y donde la territorialidad depende de la construcción históricamente determinada de universos compartidos que se van haciendo día a día.

El concepto de territorio ampliado refiere a una territorialidad “cargada sobre los hombros”, que los delitos no territoriales van sembrando en su recorrido, dejando “rastros” de territorialidad en los diferentes ámbitos y a través de los distintos actores que participan del proceso criminal. Caso por caso es menester elaborar el mapa territorial anclado en dos referencias: la eventual participación del Estado en cada paso del circuito criminal y los indicadores de estatalidad presentes en cada conducta criminal. Para la geopolítica de la seguridad el territorio no es un dato dado, es un proceso que debe ser reconstruido a partir de datos a veces inconexos y circunstanciales y también en base a las percepciones de territorialidad que cargan en sí los actores de cada etapa del proceso.

En el caso de la corrupción empresarial de Odebrecht, el Estado está presente en el núcleo del problema, por ser la empresa cabecera del complejo militar-industrial de una potencia emergente, lo que implica una cosmovisión centro-periferia y una lógica de relaciones internacionales. Sin esa visión territorial ampliada el tema se diluye en pleitos leguleyos, en planteos sobre corrupción y en la defensa del Estado de derecho (liberal), sin ahondar en la centralidad política (estatal-territorial) del problema. La denuncia de corrupción desprovista de una geopolítica de seguridad supone una concepción angelical de la política y no una visión geopolítica con dimensionamiento territorial ampliado.

El financiamiento ilegal de las campañas electorales está cargado de prejuicios y mojigatería, que en muchos casos considera corrupción a conductas legítimas y califica de marketing exitoso a la aceptación de recursos ilegales provenientes del narcotráfico y la trata de personas, siempre volcando todas las energías en el escándalo mediático como mecanismo sancionador. Las leyes que controlan los financiamientos de la política no se cumplen ni se controlan, por su carácter asfixiante y antipolítico, una ética propia del Estado de derecho. Las sociedades reclaman a la política algo que la política no puede otorgar, el ejercicio de una conducta moralmente intachable para la gestión y solución de problemas turbios, conflictivos y humanos. El territorio del financiamiento político no está definido ni delineado, porque los actores necesitan una eliminación previa del carácter prescriptivo de la legislación electoral.

Los delitos cibernéticos, sea que perforen la seguridad bancaria, la seguridad nacional o la intimidad personal, dependen de legislaciones nacionales, políticas de comunicación, culturas de autoprotección y soberanía informática. El espacio virtual es un área de ejercicio de soberanía como el espacio aéreo, el terrestre, el subsuelo o el marítimo, una discusión que debe hacerse desde la geopolítica, no desde el software y el equipamiento informático. Los patrones de vigilancia global tienen base territorial nacional y deben elaborarse programas de políticas públicas de seguridad, porque el espacio virtual es tan real como cualquier otro tipo de espacio.

El fútbol y sus condimentos criminales, tan intocables como mafiosos, es uno de los elementos explicativos del narcotráfico en Rosario y de los problemas de inseguridad en todas las grandes ciudades. El Estado está siempre presente en el comercio de drogas de los barra-bravas, por la complicidad policial y las alianzas políticas. La territorialidad del fútbol, con una presencia estatal tan fuerte, es menos dificultosa de reconstruir.

La robótica y la automatización son novedades apasionantes y arrolladoras que prometen cambiar nuestros modos de vida en muy breve tiempo. Siendo un proceso en construcción que se desarrolla frente a nuestros ojos, su territorialidad es aún indefinida, en virtud de que la lógica de estabilidad que puede obtener es incierta. Pero sí podemos afirmar que el desarrollo de la robótica y la automatización profundizan la brecha tecnológica entre países y al interior de las sociedades. Pobres y ricos tendrán un acceso diferenciado a la tecnología, lo que podría implicar mecanismos abruptamente desigualitarios de acceso y ejercicio del poder y también de calidad democrática. Sea como sea, el territorio y el Estado estarán muy presentes. Que el aumento de la criminalidad sea un resultado esperable de la brecha tecnológica es una conclusión evidente.

En cada comportamiento y en cada proceso criminal la política pública en la geopolítica de la seguridad manifiesta la misma intención: aumentar los indicadores de estatalidad del Estado y disminuir los indicadores de estatalidad del delito. De esta forma se eliminan los incentivos legitimadores de la apropiación ilegal de la renta nacional y se estimulan los comportamientos asociados a un Estado democrático y sustentador de una mejor calidad de vida ciudadana.

Sabemos que el concepto de territorio y territorialidad ampliada merece una investigación y desarrollo mayor, aún pendiente de realizarse. Es el próximo desafío de la geopolítica de la seguridad.