jueves, 20 de noviembre de 2014

RESEÑA DE MIS TRES LIBROS DE ESPIONAJE¡¡

MIS TRES LIBROS SOBRE ESPIONAJE¡¡

Hola amigos y seguidores de este blog, hoy les traigo una reseña sobre mis tres libros que tengo sobre espionaje, el primero con el titulo "El Espionaje Soviético en Acción" trata sobre la red de espías de la antigua URSS en América, lo que trajo como consecuencia el trágico fenómeno del Macartismo en USA. También habla sobre la obsesión de Stalin por conseguir la Bomba atómica, y la gran red que se monto para robarle el secreto a los EEUU.

El otro libro de titulo "El Espionaje Científico", trata sobre los impresionantes avances en materia de espionaje que se dio en la década de los 70, tanto a nivel técnico como a nivel tecnológico, donde el autor también hace como una breve profecía, de como seria el espionaje a partir del año 2000, y sorprendentemente no falla, porque argumenta que "en el año 2000 veremos las tecnologías mas avanzadas en materia de computadoras y satélites, y aviones no tripulados, la tecnología avanza vertiginosamente". Y en este ultimo libro de titulo "El Espia que viene del Cielo" vemos los casos mas afamados de espías, el caso Gary Powers, El robo del secreto atómico, las instalaciones del NORAD de EEUU, la instalación del Monte Cheyenne, y un largo etc, un gran libro que merece la pena leer, sin mas vamos a reseñar de manera mas profunda los tres libros¡¡.

TITULO: El Espionaje Científico
AUTOR: Jacques Bergier
PAGINAS: 254 pags.
AÑO DE PUBLICACIÓN:1973
PAÍS: España.


El espionaje Militar tiene como objetivo un orden de batalla, es decir, la posición de unidades militares. Estas unidades pueden consistir en algunos partisanos en la selva o en la ciudad, o en un submarino con capacidad de llevar misiles con capacidad nuclear. El principio es el mismo: el espionaje militar de un pais tiene que saber la posición, los efectivos y el armamento de todas las fuerzas militares del mundo y, en modo especial, los de los países que puedan amenazar a aquel que posee la organización militar en  cuestión. El espionaje Industrial apunta a la la potencia industrial de un país: la capacidad de las fabricas, la naturaleza de los procedimientos y de las técnicas. Busca, sobre todo, muestras, maquetas y planos. El Espionaje científico se interesa sobre todo, por las ideas
El simple hecho de saber en el año 1944, que la idea de una bomba atómica interesaba a los norteamericanos, permitió a los rusos alcanzarlos y rebasarlos con la bomba mas destructiva jamas conocida, la bomba de hidrógeno, en 1950. 
En este libro  se explica que busca el espía, y cómo busca la información.




TITULO: El Espionaje Soviético en Acción.
AUTOR: Leon De Poncins
PAGINAS: 229 pags.
AÑO DE PUBLICACIÓN:1962
PAÍS: España.



La red sovietica que trabajaba en el mundo occidental, era tal vez, la mas preparada y la ams tenebrosa, en el curso de la guerra fria. hombres como Oppenheimer, Hiss, Chambers, Dexter White, Pontecorvo, Fuchs, Philby, son solo nombres de Ciudadanos que actuaban para el gobierno soviético, sea en calidad de expresa colaboración o simplemente, se filtraba la información a través de ellos. El espionaje soviético ideó tácticas nuevas, conceptos nuevos, que van desde la guerra de información hasta la infiltración mas insospechada, sus armas son científicas, económicas, de propaganda y filtreo de información, ademas de una buena base de contra-espionaje. Este libro es un resume histórico del espionaje soviético en el mundo después de la segunda guerra mundial.






TITULO: El Espía que Viene del Cielo.
AUTOR: Robert Clarke
PAGINAS: 229 pags.
AÑO DE PUBLICACIÓN:1962
PAÍS: España.



En este gran libro se cuentan espectaculares relatos de espionaje de alto nivel técnico y científico, como los aviones U-2,  los primeros prototipos de drones en los años 70, los super avanzados aviones espía soviéticos, los satélites espía de la C.I.A, y de la KGB, la base  de espionaje y monitoreo de EEUU en el monte Cheyenne, y muchas cosas mas, en fin un gran libro que lo he leído tres veces¡¡

sábado, 9 de agosto de 2014

VERDADEROS CORRESPONSALES DE GUERRA

VASILI GROSSMAN Y WILLIAM SHIRER 
VERDADEROS CORRESPONSALES DE GUERRA

Estos dos corresponsales, uno de nacionalidad Soviética, y otro de Nacionalidad norteamericana, vivieron en carne propia los sucesos mas trágicos del siglo XX: la Segunda Guerra Mundial y los hechos que la desencadenaron...

De diferentes destinos, V. Grossman, censurado por el régimen estalinista, vio los horrores de la Gran Guerra Patriótica acompañando al ejercito soviético en las batallas mas importantes de la misma: Stalingrado, Kursk, la Operación Bagration hasta la toma de Berlin ejerciendo de corresponsal para el periódico Estrella Roja, entre sus obras mas importantes esta, y como no decirlo Vida y Destino, una de las mas grandes novelas del siglo XX, (próxima en comprármela), Grossman dejó registrada sus experiencias en unos cuadernos donde cuenta sinceramente lo que vio en las calles de Stalingrado, Kursk, Ucrania, o en el avance del Ejercito Rojo Alemania adentro, con los horrores de Treblinka o las escenas cotidianas de saqueos o violaciones. "a veces -escribe- te trastorna tanto lo que has visto que se te acelera el corazón y sabes que la terrible imagen que tus ojos acaban de ver pesará intolerablemente sobre tu alma toda tu vida".

En este libro que os reseño, transcrito por Antony Beevor, donde se ha dado el gran trabajo de transcribir los cuadernos de Grossman, combinándolos con sus artículos en el Estrella Roja, sus cartas, y otros materiales para componer con todo ello un relato de dimensiones épicas que tal vez sea el mas dramático y revelador testimonio de lo que fue realmente la mayor y la mas espantosa guerra de todos los tiempos...

TITULO: Un Escritor en Guerra: Vasili Grossman en el Ejercito Rojo
AUTOR: Antony Beevor
PAGINAS: 479 pags.
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2012
PAÍS: España




El otro, Corresponsal aclamado como uno de los mas grandes periodistas de la época, Historiador, periodista y escritor americano, William L. Shirer fue un conocido corresponsal de guerra en la Segunda Guerra Mundial, autor de uno de los libros de referencia sobre el nazismo, Auge y caída del Tercer Reich.



TITULO: Diario de Berlin - Regreso a Berlin
AUTOR: William Shirer
PAGINAS: 527 pags. y 443 pags. respectivamente
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2011
PAÍS: España


Shirer fue corresponsal en Berlín para la CBS durante los primeros años del gobierno de Hitler y junto con Edward R. Murrow creó el primer formato de noticias internacionales de la radio. Ese trabajo se llevo a cabo entre los años de 1934 y 1941. Sus apasionadas crónicas pronto llamaron la atención de los censores nazis, por lo que Shirer decidió escribir un diario en paralelo. Ese es su famoso Diario de Berlin, que se ha convertido con el tiempo en la mejor crónica de la Europa entreguerras. En EEUU inició Regreso a Berlin, la esperada continuación de su diario berlinés y su personal ajuste de cuentas con el Reich de los Mil Años, que vio su fin mucho antes de lo previsto. Ambos volúmenes constituyen una lección esencial de periodismo para conocer el periodo mas oscuro y fascinante del siglo XX.

miércoles, 6 de agosto de 2014

TOP BIOGRAFÍAS DE ADOLF HITLER

TOP BIOGRAFÍAS DE A. HITLER

Hola amigos hoy les traigo una reseña sobre todas las biografías que tengo sobre A. Hitler, personaje que pasara a la historia como sinónimo de maldad...

Estos libros escritos por reconocidos autores, Ian Kershaw, Historiador Britanico y el autor de la biografía mas completa de Hitler,  John Toland, escritor estadounidense cuya biografía narrativa de Hitler se encuentra entre las mejores Allan Bullock, celebre historiador Británico cuya Biografía del dictador alemán se cuenta como un clásico y Raymond Cartier, escritor francés cuyo libro permite comprender mucho mejor como se alzo el nazismo y Hitler por supuesto en el poder. sin mas vamos a reseñar¡¡¡

TITULO: Hitler Hubris - Hitler Nemesis
AUTOR: Ian Kershaw
PAGINAS: 1069 pags y 1134 pags respectivamente
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2002
PAÍS: España



El texto Hitler de Ian Kershaw, representa para mi una obra extraordinaria, mas allá de que sea un trabajo biográfico, tiene inmensidad de detalles y manejo de documentación, en algunos casos desconocida-, que hacen posible a cualquier persona interpretar cuales fueron las causantes del surgimiento de este oscuro personaje de la historia alemana. En ningún momento deja de ser atractiva la prosa del autor, que nos relata paso a paso la vida del mas nefasto dictador que pudo haber conocido la humanidad.
La importancia de la obra radica en el conocimiento a fondo de este personaje y la comprensión de las causales de su creación, para evitar que vuelvan a existir genocidas como el.

Hitler, 1889-1936 de Ian Kershaw:



Primer volumen de la biografía que recrea, con una destreza y una intensidad extraordinarias, el mundo que primero frustró y luego nutrió al joven Hitler, desde sus raíces provincianas de la Austria de los Habsburgo hasta la Viena de preguerra, desde el crisol de la Gran Guerra hasta aquel mundo político virulento de la Baviera de los años veinte. Mientras la fantasía en apariencia lastimosa de que Hitler fue el salvador de Alemania atraía cada vez más apoyo, Kershaw explica con brillantez por qué tantos alemanes lo adoraron, fueron cómplices de él o se sintieron impotentes para ser sus oponentes; y también en cuántos momentos las elites alemanas pudieron haber impedido su ascensión, pero cómo se equivocaron en sus juicios sobre el monstruo que vivía con ellos....hasta que fue demasiado tarde.







Hitler, 1936-1945 de Ian Kershaw:



En este Segundo volumen, Ian Kershaw hace un repaso de las decisiones más demagógicas y sanguinarias de Hitler, hasta su muerte en 1945, y propone explicar de qué modo éste pudo llegar a ejercer el poder absoluto con la aquiescencia y el beneplácito de los ciudadanos de su país, que se dejaron arrastrar a una guerra genocida, al asesinato en masa y a la propia devastación.




TITULO: Adolf Hitler Una Biografía Narrativa
AUTOR: John Toland
PAGINAS: 1482 pags.
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2009
PAÍS: España

Ésta es una biografía monumental y reveladora de Adolf Hitler, con originales y brillantes enfoques sobre aspectos íntimos de su vida. Considerada aún por muchos como la mejor biografía sobre Hitler, pues evita los juicios de valor y prefiere ofrecer datos concretos, lo que paradójicamente ofrece como resultado un Hitler aún más aterrador. Toland posee, asimismo, el don de la narración y el gusto por los detalles: describe cómo Hitler jamás fue pintor de brocha gorda, aunque sí aficionado a jugar a «indios y vaqueros»; que fue responsable de la «Solución final», tenía miedo al cáncer, escribió varias obras de teatro y estaba obsesionado tanto con la «cuestión judía» como por el temor a que uno de sus abuelos pudiera haber sido judío. Una biografía esencial y completa de una figura clave para entender el siglo XX.


TITULO: Hitler Al Asalto del Poder
AUTOR: Raymond Cartier
PAGINAS: 370 pags
AÑO DE PUBLICACIÓN: 1976
PAÍS: Colombia


Esta obra me ha parecido genial, constituye por si misma una de las mejores aproximaciones a los años más oscuros del dictador alemán. El autor hace un pormenorizado análisis de las circunstancias y medio ambiente que moldearon la vida y carácter de este torvo personaje. A pesar de ser una obra ya un tanto antigua en modo alguno necesita de grandes actualizaciones. Su único inconveniente real es, a mi juicio, analizar al personaje solo hasta su toma del poder en 1933 obviando todo lo que vino después. Por lo demás es, sin duda, una obra casi imprescindible en la bibliografía hitleriana.

TITULO: Hitler 
AUTOR: Alan Bullock 
PAGINAS: 893 pags
AÑO DE PUBLICACIÓN: 1969
PAÍS: España

Este es un libro abismal. Penetrar en él es hundirse en el período más tenebroso de la historia de Europa. El orden antiguo de las naciones, las normas de civilización, la filosofía política, el derecho de gentes, la mecánica social, todos los valores y conceptos humanos que parecían sólidamente estabilizados sufrieron una espantosa subversión.

El causante de aquel caos fue un hombrecillo de aspecto insignificante, pintor sin talento, alma lunática perdida en la Viena de la primera postguerra. Se llamaba Adolf Hitler. Esta famosa biografía, la más importante de cuantas se han dedicado al trágico canciller alemán, nos lo presenta tal como fue; es un libro de incalculable valor, referencia fidedigna, escrito para que nadie olvide lo que nunca debería ser olvidado.

MIS COMPRAS EN LA 5° FERIA DEL LIBRO EN CARACAS¡¡

Amigos aquí les traigo la reseña de los 4 grandes libros que compré en la Feria del libro celebrada en Caracas, Venezuela, tercera feria consecutiva que asisto, y en realidad cada vez con mejor organización, mas stands de libros, y mas editoriales invitadas¡¡, ahora sin mas a reseñar¡¡

TITULO: Historia de la Revolución Rusa (2 tomos)
AUTOR: Leon Trotsky
PAGINAS: 407 pags y 553 pags respectivamente
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2007
PAÍS: España



Desde hace tiempo que quería adquirir estos dos grandes libros¡¡, en lo particular me gusta mucho el estilo que impronta Trotsky en sus escritos, sobrio, de gran porte explicativo y descriptivo, en esta entrega L. Trostky nos lleva al que tal vez sea uno de los mas grandes acontecimientos de la historia del siglo XX: la Revolución Rusa, un acto tremendo de emancipación social que se convirtió, por su trascendencia, en una inspiración para generaciones enteras de revolucionarios. Sus ideales democráticos y socialistas traspasaron las fronteras de Rusia, iluminando el movimiento de los trabajadores de toda Europa y de otros pueblos colonizados en su lucha contra el imperialismo. Tal como dijo Trotsky una vez, "La historia de las revoluciones es para nosotros, por encima de todo, la historia de la irrupción violenta de las masas en el gobierno de sus propios destinos". La Fundación Federico Engels se enorgullece de publicar la monumental obra de León Trotsky sobre la Revolución Rusa. el compañero mas próximo de Lenin, y responsable del Comité Militar, y Fundador del glorioso Ejercito Rojo, traza en estas paginas un fresco vibrante de la revolución proletaria de Octubre. Una obra convertida en clásico del marxismo, y cuya lectura y estudio resulta imprescindible para todos aquellos que en la actualidad luchen por la transformación socialista del mundo.


TITULO: Legado de Cenizas: La Historia de la C.I.A
AUTOR: Tim Weiner
PAGINAS: 716 pags.
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2008
PAÍS: Venezuela


Durante los últimos sesenta años, la CIA ha conseguido mantener una excelente reputación a pesar de su terrible trayectoria, escondiendo sus errores en archivos de alto secreto. Su misión era entender el mundo y, cuando no lo lograba, intentaba cambiarlo. 

Ahora Tim Weiner, ganador del Pulitzer por sus anteriores investigaciones en torno a la agencia, nos ofrece la primera historia completa de la CIA, escrita a partir de más de cincuenta mil documentos, procedentes sobre todo de sus archivos internos, y cientos de entrevistas con veteranos de la organización, entre ellos diez de sus directores. Weiner repasa la trayectoria de la agencia desde su creación tras la Segunda Guerra Mundial, y para ello cubre las batallas de la guerra fría y sus triunfos y fi ascos en Europa, Asia y América Latina hasta llegar al colapso casi absoluto del 11 de septiembre, desvelando la historia oculta de la CIA, cuyos fracasos nos han dejado, en palabras del presidente Eisenhower, un legado de cenizas.

El mejor amigo de James J. Angleton, el responsable de las operaciones encubiertas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, el tipo encargado de detectar a los agentes dobles, fue durante décadas Kim Philby, espía soviético y el topo más famoso de todos los tiempos. El 20 de septiembre de 1949, la CIA, con unos despachos que todavía olían a nuevo, informaba a Truman de que la URSS tardaría al menos cuatro años en hacerse con armamento nuclear. Tres días más tarde, el presidente anunciaba al mundo que Stalin tenía la bomba. El 30 de octubre de 1950, la CIA transmitía a la Casa Blanca que era "inverosímil" que China entrase en la guerra de Corea. Dos días más tarde, 300.000 soldados chinos cruzaron la frontera y casi echan a los estadounidenses al mar. En noviembre de 1956, el entonces director de la CIA, Allen Dulles, informaba al presidente Eisenhower de que "el 80% del ejército húngaro se había pasado a los rebeldes" que encabezaban la primera revuelta contra el poder soviético en Europa oriental. Los tanques de la URSS demostraron en pocos días hasta qué punto estaba equivocado: 2.500 húngaros murieron en la represión, 200.000 abandonaron el país, y se instaló en Budapest una dictadura de corte estalinista. Bahía Cochinos y todos los intentos para acabar con Fidel Castro, la invasión soviética de Checoslovaquia, la revolución iraní de Jomeini o el auge del terrorismo islámico tras la guerra de Afganistán, la caída del muro y la desaparición de la URSS; por no hablar del mayor fallo de todos, el 11-S, ni de las inexistentes armas de destrucción masiva de Sadam Husein...

Esa interminable serie de fracasos es lo que el premio Pulitzer Tim Weiner llama Legado de cenizas, el título de su historia del espionaje estadounidense, que la editorial Debate publica la próxima semana en castellano y que la prensa internacional ha saludado como el mejor libro sobre la Compañía. "La mala información destruye naciones", explica Weimer, reportero experto en espionaje de The New York Times, en conversación telefónica desde su casa de Manhattan. "¿Por qué los troyanos aceptaron el caballo de los griegos? Por falta de información. La buena inteligencia salva vidas, la mala inteligencia mata a la gente. ¿Qué hacemos en Irak? Llevamos más tiempo en ese conflicto que lo que estuvimos en la II Guerra Mundial. ¿Usted cree que si la CIA hubiese dicho: 'Sadam no tiene armas de destrucción masiva, las eliminó en los noventa', Estados Unidos hubiese ido a la guerra? Lo dudo". Y este veterano periodista, que lleva años informando desde frentes de la guerra contra el terrorismo como Afganistán o Pakistán, prosigue: "El espionaje es amoral y no se puede juzgar desde criterios morales. Es la segunda profesión más antigua del mundo. Todo el mundo espía a todo el mundo, enemigos, amigos, aliados... Es lo que hacen todos los Gobiernos, y es ingenuo escandalizarse porque es algo que necesitamos. Sin una buena inteligencia no existe la defensa ni la política exterior".

El título del libro de Weiner, que recibió el National Book Award en EE UU, recoge una frase de Eisenhower, que le espetó a Dulles al final de su mandato: "La estructura de nuestros servicios de información no funciona. Nada ha cambiado desde Pearl Harbour. He sufrido una derrota de ocho años en esto. Dejaré un legado de cenizas a mi sucesor".




TITULO: Biblia de Estudio MacArthur
AUTOR: N/T
PAGINAS: 2076
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2012
PAÍS: EEUU

La Biblia que siempre quise comprar al fin la tengo¡¡
Por más de treinta años el pastor-maestro John MacArthur ha estudiado la Biblia, ha tomado notas detalladas, e instruido a otros en lo que ha aprendido. El resultado de todo este esfuerzo es La Biblia de estudio MacArthur. Esta exhaustiva biblioteca espiritual emplea la versión Reina-Valera 1960 e incluye las notas de estudio personales del pastor MacArthur junto al texto bíblico en cada página. Cada vez que abra esta Biblia tendrá en sus manos una incalculable fuente de información para entender pasajes difíciles mediante palabras claras el pastor MacArthur, explicando las doctrinas, la cultura, la geografía, la historia y las variantes idiomáticas en los tiempos bíblicos. La Biblia de estudio MacArthur arroja luz para verdadero entendimiento de la Palabra de Dios.
La Biblia de estudio MacArthur es ideal para un análisis profundo y objetivo. Ninguna otra Biblia de estudio explica con tanta eficacia el contexto histórico, desarrollando el significado del texto y dándole un valor práctico para su vida.

martes, 29 de julio de 2014

EL CAMBIO DE LA ECUACIÓN ESTRATÉGICA EN ORIENTE MEDIO

Cómo los misiles del Líbano y Gaza cambiaron la ecuación estratégica en OM


La estrategia de defensa y disuasión que varios estados y movimientos de resistencia árabes de Oriente Medio han puesto en práctica contra la entidad sionista tiene su origen en la estrategia puesta en marcha por el fallecido presidente sirio Hafez el Assad poco después de la invasión del Líbano de 1982.

Durante aquella operación, los israelíes llegaron hasta Beirut basándose en la fuerza que les daba su potencial blindado y aéreo. Israel utilizó por primera vez entonces aviones F-15 y F-16 en aquel conflicto en combates aéreos y en ataques terrestres además de aviones de radar de alerta temprana y esto le dio una clara superioridad aérea y tecnológica frente a la Fuerza Aérea siria, que sufrió fuertes pérdidas. Pese a que Israel llegó a Beirut y expulsó a los palestinos de la OLP del Líbano, logrando así su principal objetivo, aquel conflicto tendría al final consecuencias funestas para la entidad sionista por varios motivos. En primer lugar, dio origen a la Resistencia libanesa, que comentó a operar en una guerra de guerrillas tras las líneas israelíes y acabaría 18 años más tarde expulsando a las tropas israelíes del Sur del Líbano.

En segundo lugar, los sirios lograron, utilizando misiles antitanques Gazelle, Sagger y Malyutka, frenar la progresión israelí en algunas regiones libanesas como Monte Líbano y el Valle de la Bekaa. 

Después de la invasión del Líbano, Siria consideró necesario estudiar los resultados de aquella operación israelí y la naturaleza de las batallas aéreas y terrestres para extraer lecciones y trazar una nueva estrategia dirigida a lograr un nuevo equilibrio estratégico frente a la entidad sionista.

Tras los resultados de aquella evaluación, el presidente sirio Hafez el Assad adoptó algunas decisiones militares, que a la postre acabarían teniendo una enorme importancia. En primer lugar, se vio la necesidad de adquirir armas de calidad, incluyendo armas antitanque, que pudieran neutralizar el potencial de las divisiones acorazadas del Ejército israelí y destruir su efectividad. Esta lección fue extraída también del estudio de la Guerra de Octubre de 1973 entre Israel y Egipto, donde los egipcios destruyeron gran número de tanques israelíes en combates en la Península del Sinaí gracias a ese tipo de armas.

En segundo lugar, se decidió la creación de una fuerza de misiles de diferentes tipos y capacidades para lograr un poder de disuasión efectivo que pudiera afectar a la profundidad del frente israelí en caso de conflicto y causara un daño significativo a su economía y frente interno. En tercer lugar, se incrementó el respaldo a la lucha de la Resistencia libanesa, especialmente a Hezbolá y Amal, con el fin de ayudarla a luchar contra la ocupación israelí del Líbano. Siria se convirtió, de este modo, en la profundidad estratégica de esta Resistencia y ayudó al Líbano a combatir a la ocupación mediante armas y otros suministros militares. Fruto de aquel apoyo fue la creación de una guerrilla eficaz que causó la muerte a cientos de soldados sionistas y obligó a Israel a retirarse del Líbano, salvo algunos pequeños puntos en la frontera. En este sentido, Líbano se convirtió en lo que muchos comenzaron a llamar “el Vietnam israelí”. Se trató además de la primera victoria clara de una fuerza militar árabe frente a Israel.

La liberación del Líbano no llevó, sin embargo, a la Resistencia a dormirse sino que, consciente del peligro que suponía el estar cerca de la entidad sionista, aquella desarrolló su propio arsenal de misiles tierra-tierra, con el fin de crear una capacidad de disuasión frente a Israel, y también de misiles antitanque siguiendo el modelo sirio.

En 2006, la Resistencia libanesa contaba ya con un amplio arsenal de misiles y cohetes y durante la Guerra de Julio de aquel año, iniciada por un ataque sorpresa israelí contra el Líbano, Hezbolá logró bombardear objetivos muy en el interior de la entidad sionista, incluyendo la ciudad de Haifa, durante 33 días, llevando a millones de israelíes a los refugios y causando un enorme perjuicio económico a Israel en diversos campos como el industrial, el agrícola y el turismo. Sin embargo, la mayor parte de los misiles utilizados en aquel conflicto fueron cohetes de corto alcance. El arsenal de la Resistencia en aquella época contaba con unos 11.000 misiles Grad, de alcance hasta 21 kms y con una cabeza de hasta 11 kgs de explosivos así como varias decenas de cohetes Fayr-3 y Fayr-5 con un alcance de hasta 90 kms y una cabeza de 80 kgs y unos pocos misiles Zelzal, de hasta 150 kms y una cabeza de 150 kgs. La Resistencia libanesa también utilizó ampliamente misiles anti-tanque rusos como el Konkurs y Kornet y norteamericanos como Tow, mejorados en Irán, y Javelin, que causaron en total la destrucción de más de 100 tanques Merkava israelíes y la muerte de decenas de soldados. La Resistencia empleó además un misil antibuque Saar, de fabricación china, que dañó un barco de guerra de la Marina israelí. 

La Resistencia palestina en la Franja de Gaza siguió este modelo también. Después de la retirada israelí de Gaza en 2005, la Resistencia comenzó un proceso de preparación y equipamiento siguiendo el modelo trazado por Siria y la Resistencia libanesa.

En el actual conflicto, el rango de los misiles de las facciones de la resistencia palestina en Gaza ha ampliado su alcance hasta llegar a regiones como Haifa y todo el Gush Dan, la región central situada alrededor de Tel Aviv, donde se hallan los principales centros económicos israelíes.La Resistencia palestina ha lanzado en 13 días unos 1.500 cohetes Grad, el mismo número empleado por la Resistencia libanesa en los 33 días que duró el conflicto de 2006. Al mismo tiempo, la Resistencia palestina ha construido una extensa red de túneles que llegan hasta detrás de las líneas enemigas y ha empleado un tipo de tácticas, utilizado antes por la Resistencia libanesa, que está bien adaptado a la naturaleza del terreno en Gaza. Por su parte, la Resistencia libanesa ha continuado desarrollando su arsenal con el fin de fortalecer su capacidad de disuasión frente a Israel y posee ahora miles de misiles Fateh-110 y M-600 de hasta 300 kms de alcance y una cabeza explosiva de 650 kgs. Esto permitirá a la Resistencia, en caso de nueva agresión israelí contra el Líbano, llevar la guerra a cualquier parte de Israel y destruir importantes infraestructuras y otros objetivos de calidad así como paralizar económicamente la entidad sionista.El resultado de lo que estamos viendo en Gaza y el Líbano es, pues, fruto de aquella decisión estratégica histórica adoptada en su día por Hafez el Assad.



ESCRITO POR YUSUF FERNANDEZ ALMANAR.COM

¿PORQUÉ FRACASA ISRAEL CONTRA GAZA?

Por qué ha fracasado la Operación Roca Sólida israelí contra Gaza
Yusuf Fernandez

Si la entidad sionista hubiera sabido lo que le iba a esperar en Gaza probablemente no se habría embarcado en su agresión contra la Franja. Israel no ha podido, en efecto, alcanzar ninguno de sus objetivos políticos y militares a pesar de sus brutales ataques aéreos que habían costado la vida 12000 de palestinos y heridas a 3.280 hasta el martes día 29 de Julio.

La masacre de civiles ha servido para dejar constancia una vez más ante el mundo de la crueldad y  el genocidio que sufre el pueblo palestino desde la instalación del régimen sionista en su territorio, es decir, desde la Catástrofe (Nakba) de 1948. Esta comprensión, cada vez más extendida, de la naturaleza criminal y la crueldad del régimen israelí -que ha logrado el difícil récord de superar a la del régimen nazi en Alemania o el del apartheid en Sudáfrica- constituye una primera derrota del mismo a nivel mediático que ha sido lograda principalmente gracias a Internet, que ha neutralizado el control que los sionistas ejercen de los grandes medios corporativos. 

Sin embargo Israel no ha logrado ninguno de sus objetivos en la guerra de Gaza. El primero y más importante era el de detener la caída de cohetes y misiles en el territorio de la entidad sionista.  El segundo, la destrucción de los lugares de almacenaje y reservas de los mismos y el tercero el asesinato de los principales líderes de las facciones de la resistencia palestina. En lo que se refiere al primer objetivo el fracaso israelí es evidente. La resistencia palestina ha respondido a los bombardeos israelíes contra Gaza mediante el envío ininterrumpido de sus misiles y cohetes desde el inicio del conflicto, tal y como hizo también Hezbolá en la Guerra de Julio de 2006 en el Líbano. La resistencia ha sorprendido además a los israelíes al utilizar misiles con un alcance de hasta 140 kms, lo que sitúa en su radio de acción a toda la zona central de la entidad sionista o Gush Dan, cuyo centro es la ciudad de Tel Aviv y donde se agrupa la mayoría de la población israelí y sus principales recursos económicos. Algunos misiles han caído incluso en la zona de Haifa, al norte de Israel.

Las consecuencias económicas de esto son muy relevantes. La paralización de la actividad por los ataques con cohetes y misiles, que obligan a millones de israelíes a permanecer en los refugios, causa enormes pérdidas a la economía israelí y aleja a los inversores y turistas extranjeros. Es probable, en este sentido, que la campaña de Gaza lleve a la ruina de toda la temporada turística de verano israelí. Algunas fuentes israelíes afirman que las pérdidas económicas derivadas de los ataques con misiles se elevan a 2.500 millones de dólares hasta la fecha. A esto hay que añadir el aspecto psicológico al crear pánico y temor entre los israelíes, muchos de los cuales pueden sentirse inclinados ahora a emigrar en busca de mejores condiciones de vida.

Estos lanzamientos han tenido lugar también a pesar de todos los tipos de vigilancia israelí con aviones, satélites, globos y drones que intentan determinar la localización exacta de los lanzamientos. Los misiles han sido capaces de pasar sin difícultad, salvo unos pocos que habrían sido interceptados, de creer a las fuentes oficiales israelíes, por el sistema Cúpula de Hierro que fue diseñado para abatir cohetes de corto alcance. Esto supone otra muestra clara de la incapacidad de dicho sistema, financiado por EEUU, de frenar los ataques con misiles en especial a la luz de las continuas mejoras técnicas en los misiles palestinos. Cabe señalar aquí también que el coste de los misiles interceptores del sistema es muy superior al de los cohetes que busca interceptar, lo cual hace posible a los palestinos generar una sangría económica para Israel aún con los cohetes más simples.

Israel ha mostrado también su fracaso ante el mundo en lo que se refiere a su cacareada operación terrestre, que no se ha llevado a cabo, lo cual muestra la comprensión por parte del Ejército israelí de que una acción de este tipo conllevaría bajas intolerables en las filas de los soldados sionistas.



 Los palestinos han mejorado su capacidad militar desde la agresión terrestre israelí de diciembre de 2008 y enero de 2009. En el nuevo arsenal palestino están los misiles antitanques Cornet, que pueden destruir los tanques israelíes Merkava y otros blindados. A ellos hay que añadir trampas explosivas, francotiradores y operaciones de martirio contra los militares israelíes que podrían no limitarse a Gaza sino extenderse a otras partes de la entidad sionista.Las dos únicas incursiones terrestres israelíes en la costa y el este de Gaza han terminado en sendas emboscadas tendidas por los resistentes palestinos. En el primero de los casos, varios comandos israelíes fueron sorprendidos en la playa y cuatro de ellos resultaron heridos por el fuego de los palestinos y se vieron obligados a huir bajo la cobertura de bombardeos aéreos y navales. Esto demostró la rápida disposición de los palestinos a hacer frente a cualquier intento de infiltración sionista en la Franja.

Los palestinos han usado también drones con cámaras que envían imágenes de forma inmediata y que pueden llevar misiles en sus alas. Algunos de ellos pueden portar hasta 65 kgs de explosivos e impactar directamente contra objetivos como radares, concentraciones de infantería, centros de mando etc. Los resistentes han mostrado también su capacidad en la guerra electrónica hasta el punto de penetrar incluso en el Canal 2 de la televisión israelí y dejar un mensaje en el mismo.A todo ello hay que añadir un importante fracaso a nivel político. Durante mucho tiempo, el régimen sionista y sus aliados y agentes han llevado a cabo una activa campaña, en cooperación con Arabia Saudí y otras monarquías del Golfo, para fomentar la división confesional entre musulmanes shiíes y sunníes con el fin de favorecer el debilitamiento de los estados árabes e islámicos de la región y asegurar así la hegemonía israelí. Sin embargo, la guerra de Gaza ha supuesto una ocasión propicia para el derrumbe de todo este plan. Es sabido que las capacidades de la resistencia palestina no habrían podido ser desarrolladas sin el apoyo del eje de la resistencia, es decir Irán, Siria y Hezbolá. Por su parte, los wahabíes -ya sean los gobernantes saudíes, los clérigos a sueldo, los medios propagandísticos que utilizan (en especial las cadenas de televisión) y los grupos takfiris han brillado por su ausencia en Gaza. Los clérigos wahabíes, tan dados a lanzar llamamientos al yihad contra otros musulmanes, no han abierto la boca con respecto a la agresión israelí en Gaza. Tampoco los líderes de estos grupos han lanzado llamamientos para combatir a Israel. Todo ellos ha dejado muy claro ante la opinión árabe y musulmana su condición de agentes enemigos del mundo árabe y el musulmán. 

Como conclusión, la guerra de Gaza, más allá del sufrimiento y las muertes indiscriminadas que ha causado entre los civiles palestinos y que constituyen el mejor reconocimiento de la impotencia israelí para conseguir sus objetivos reales en el conflicto, llevará al fortalecimiento de la capacidad de disuasión de la resistencia palestina y a un cambio en el equilibrio de poder entre la misma y el régimen sionista. En segundo lugar, cualquier acuerdo para un alto el fuego será realizado en base a los términos de la resistencia palestina, que no aceptará ninguna solución que no incluya la apertura del paso fronterizo de Rafah con Egipto, aspecto éste que supondrá un paso decisivo para el fin del bloqueo de Gaza por primera vez desde 2007. Así lo recoge la reciente propuesta egipcia de alto el fuego.

ESCRITA POR YUSUF FERNÁNDEZ GRAN ESCRITOR¡¡

lunes, 28 de julio de 2014

EL ENIGMA CATARO Y EL ORO DE RENNES

EL ENIGMA CATARO Y EL ORO DE RENNES

TITULO: EL TESORO CATARO
AUTOR: GERARD DE SEDE




Otro de los libro clásicos de Gérard de Sède editados por Plaza & Janes (y que no pudo  escapar a la polémica en el asunto de Plantard) es "El Tesoro Cátaro", aparecido en la colección Otros Mundos en 1968 y en Realismo Fantástico en 1976. En el libro, de Sède nos sumerge en la historia y mitología del antiguo país de Occitania, pasando por los trovadores (con sus cantos y baladas rescatadas para el libro), cátaros, cruzadas, el lenguaje oculto, la iglesia Romana y sus crímenes, Zoroastro, cagots, la reina Pèudaque, Toulouse, Rey del Mundo y maniqueísmo entre otros temas, en un muy buen libro de lectura recomendada.

En realidad poco se sabe sobre el tesoro de los cátaros, todo son conjeturas, historias unas mas creíbles que otras, pero si en realidad existió tal tesoro, los cátaros supieron guardarlo, escondido en mil sitios sugestivos, o por el contrario no existió realmente, de todas formas el secreto de su existencia o leyenda, se fue a la tumba con los mismos cátaros. Se ha especulado mucho, sobre todo con el Santo Grial, que supuestamente los cátaros custodiaban, otra de las leyendas que han subsistido desde el principio del cristianismo hasta nuestros días. El Santo Grial, llamado “Cabeza Hablante” por los Templarios o “Baphonet” por los mismos cátaros, parece ser que según muchos autores, se guardaba en el castillo de Montsègur último bastión que fue asolado por los cruzados en la persecución de los cátaros.

TITULO: EL ORO DE RENNES
AUTOR: GERARD DE SEDE




Este es uno de los más polémicos y controvertidos libros escritos en los últimos 40 años escrito por el francés Gérard de Sède, En este libro nos cuenta la historia del párroco Bérenger Saunière, quien gasto una enorme cantidad de dinero en el pueblo de Rennes-le-Château remodelando y cambiando monumentos, tumbas, iglesias y rocas del lugar. La leyenda cuenta que Saunière encontro un enorme tesoro que le abrió las puertas a muchas cosas. Esto es más o menos a grandes rasgos lo que nos cuenta de Sède, junto con sus teorías al respecto de un tesoro oculto en Rennes y donde podría encontrarlo el investigador avispado. Ahora bien, hablar del libro es hablar de la vida de Gérard de Sède y sus otros dos libros conocidos, junto con algunos libros de otros autores, lo que expande la entrada a fronteras más allá del libro y que nos obliga a trabajar en un futuro post con la vida y obra de De Sède.

viernes, 25 de julio de 2014

EL ASESINATO DE ROBERT KENNEDY

EL ASESINATO DE ROBERT KENNEDY


Hay tres asesinatos en Estados Unidos que constituyen todo un misterio al que muchos les gustaría encontrar respuesta: el asesinato de John Fitzgerald Kennedy , el de Martin Luther King, y el de Robert Kennedy. En los tres casos las resoluciones que se adoptaron en poco concuerdan con las muchas pruebas que en cada uno se encontraron; balas mágicas que no se saben de dónde han sido disparados; posibles sospechosos que fueron vistos en los lugares de los crímenes pero que nunca se han encontrado; implicaciones políticas, complots… El senador Robert Kennedy había sucedido a su hermano como gran candidato para el pueblo estadounidense a la presidencia de EE.UU...


Su carácter firme, su inteligencia, su constancia, la consecuencia con sus ideas le habían dado ese grado de apoyo y confianza que el pueblo norteamericano había depositado pocos años atrás en su hermano John F. Kennedy. Y así, el que fuera mano derecha de JFK poco a poco convertiría su carrera política en un ascenso meteórico hacia el sillón presidencial. Un viernes, 5 de Junio del año 1968, Robert Kennedy se encontraba en el hotel Ambassador de Los Angeles buscando apoyos para su campaña presidencial. De ese modo agradecía la confianza a todos aquéllos que le habían votado en las primarias de California, en las que había arrasado poco tiempo atrás. Quedaban apenas 5 meses para saber quien sería el próximo presidente de los Estados Unidos, y él era el gran candidato para ganar. Al acabar la reunión, la gran cantidad de público que lo esperaba a la salida hizo que decidieran sacarlo por otro lado, por lo que se dirigieron a las cocinas del hotel. Fue allí donde encontró la muerte. Tres disparos a quemarropa del palestino Sirhan Bishara Sirhan acabaron con su vida después de una larga agonía de 24 horas. Nunca se sabrá como consiguió entrar en las cocinas el asesino, ni como supo de aquel repentino cambio de planes, pero las sospechas se dispararon en todas direcciones. Robert Kennedy sufrió tres impactos de bala: en la cabeza, en la axila y en la base del cuello, pero en total se realizaron diez disparos. De hecho, aparte de Robert, hubo cinco heridos más, uno de ellos con dos tiros. En total, diez balas, y, sin embargo, la pistola de Sirhan sólo tenía un cargador de ocho balas. Eso hizo presuponer que, supuestamente, había dos armas, y por tanto, dos asesinos. Pero aquella línea de investigación no se continuó. Hubo paneles de la cocina en las que se incrustaron las balas, y cristales rotos que se perdieron como pruebas.


El propio Sirhan, cuando fue interrogado por un psicólogo, no recordaba nada de lo ocurrido, y sólo acertaba a escribir: “Matar a Kennedy, matar a Kennedy…”, varias veces, como si fuera una reacción autómata. Los amantes de las teorías conspirativas empezaron a indicar que Sirhan estaba “programado”, teoría que aún se reforzó cuando se supo que dos años atrás Sirhan había tenido un accidente por el que fue internado en un hospital, y que cuando salió de él, todos sus conocidos decían que estaba totalmente cambiado… Y las sospechas, como ocurriera con su hermano John Fitzgerald, volvieron a apuntar hacia la CIA. De nuevo, los presentes hablaron de otros dos personajes desconocidos que estaban en la escena del crimen, de un hombre rubio y de una mujer con un vestido de lunares. Varios testigos coincidieron en ese punto, pero tampoco se encontraron a estos dos sospechosos. Una cuarta bala se quedó en el abrigo de Robert sin llegar a impactarle, pero era imposible que un tiro directo no le atravesara. Por otro lado, el disparo de la cabeza se demostró que había sido hecho a quemarropa, a escasa distancia, y sin embargo, Sirhan, se encontraba a más de un metro en el momento de disparar…

Muchas pruebas contradictorias; otras muchas perdidas; muchas líneas de investigación abandonadas; muchos errores en el seguimiento del asesinato… y muchos intereses particulares y políticos, pues como su hermano, Robert seguía en la lucha contra la mafia, en su enfrentamiento a los soviéticos y a Cuba… los mismos motivos que parecieron tener para sospechar que la muerte de JFK fue un complot, se volvían a dar con Robert. Pero como ocurrió con Lee Harvey Osvald, en este caso, tan sólo Sirhan Sirhan fue acusado del magnicidio. Hoy día, cumple cadena perpetua, pero aún así, él sigue declarándose inocente del crimen…



 para mas información vean mi reseña sobre el libro "La Conspiración" en este enlace http://bibliofiliaycolecciones.blogspot.com/2014/04/5-libros-1-presidente-asesinado.html


domingo, 20 de julio de 2014

LA OPERACIÓN CONDOR

Los Archivos del Horror del Operativo Cóndor.

Por Stella Calloni.

La periodista argentina Stella Calloni es editora en El Día Latinoamericano (Ciudad de México) y corresponsal en América del Sur para La Jornada (Ciudad de México). Ha escrito numerosos trabajos sobre política latinoamericana y actualmente está preparando un libro de relatos. Cuando los documentos mencionados fueron consultados por la autora en Asunción, Paraguay, aún no estaban catalogados y clasificados. Sin embargo, a mediados de 1994 se publicó una selección de los archivos en Boccia Paz, Myriam Angélica González y Rosa Palau Aguilar ediciones, Es mi informe: Los archivos secretos de la Policía de Stroessner (Asunción: Centro de Documentación y Estudios, 1994). Los documentos mencionados en este artículo que han sido catalogados por Boccia Paz, et al, utilizarán las clasificaciones CDE.

Los esqueletos en los armarios de los dictadores de derecha, que gobernaron América Latina durante los años setenta, son literalmente reales. Cuando en Paraguay salieron a la luz los enormes archivos secretos de la policía, resultó evidente la existencia de una campaña de terror coordinada internacionalmente. Ahora, los EE.UU., que apoyaron a los dictadores, estarían ayudando a quienes están intentando depurar los registros documentales de unas 50.000 personas asesinadas, 30.000 desaparecidos y 400.000 encarcelados. Una mañana de diciembre de 1992, el juez paraguayo José Fernández y el profesor y ex prisionero político Martín Almada, entraron a la estación de policía de Lambaré, suburbio de Asunción, a buscar los archivos policiales de Almada. Lo que encontraron en su lugar fueron décadas de historia documental sobre la represión en Paraguay y otros países. También encontraron registros de la cooperación de la inteligencia estadounidense con las dictaduras de la región, incluida la paraguaya.

Los "Archivos del Horror", tal como fueron conocidos desde entonces, se han convertido en una clave para descifrar la historia reciente de América Latina. Los archivos detallan el destino de cientos, quizá miles, de latinoamericanos secretamente secuestrados, torturados y asesinados por los regímenes derechistas de los años setenta. También ofrecen una pista en papel que confirma la existencia de una conspiración escurridiza y sanguinaria entre los servicios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay para rastrear y eliminar a los adversarios políticos con independencia de las fronteras nacionales. Ahora es posible completar el esbozo del "Operativo Cóndor", tal como se conocía a esta red ilícita.

Pero debido a que los archivos plantean una amenaza a los hombres que organizaron y llevaron a cabo la represión hemisférica, se están realizando esfuerzos para eliminarlos o depositarlos en manos "seguras". Algunos de los documentos ya han desaparecido y existen sutiles maniobras para sustraer a los restantes del control legal y periodístico.

Cuando Fernández y Almada entraron en la comisaría de Lambaré, desenterraron una montaña desordenada de amarillentos y deteriorados papeles, archivos, cartas y registros que describían las actividades de la policía y la inteligencia militar durante la recientemente derrocada dictadura de Stroessner. Una búsqueda similar, realizada pocos días después en el cuartel general de la Policía Técnica paraguaya (contraparte del FBI estadounidense), sacó, a la luz más documentos reveladores. En total, se han rescatado unas cuatro toneladas de documentación.


Algunas fotografías y registros incluían el país de origen de los prisioneros. Muchos eran de Argentina, Brasil o Chile. Los periodistas autorizados a buscar entre los caóticos archivos se apresuraron a fotocopiar cartas y documentos. Los primeros datos confirmaban el arresto y asesinato de políticos paraguayos cuya "desaparición" había sido continuamente negada por la dictadura, además de la entrega e intercambio de prisioneros con otros países, particularmente Argentina, Chile y Uruguay.

La justicia tardía llega al Paraguay.

Paraguay, un país de cuatro millones de habitantes situado en el centro de América del Sur, tiene una larga tradición de aislamiento introspectivo con extravagantes y veleidosos dictadores. El General Alfredo Stroessner, que tomó el poder con un golpe en 1954, impuso una estructura social feudal y represiva y ofreció su hospitalidad a nazis sin residencia fija y traficantes de drogas bien conectados.
El despiadado aparato represivo del dictador controló con eficiencia a una población mayormente atemorizada. Pero en febrero de 1989, la era de 35 años de Stroessner llegó a su fin. El General fue derrocado por su amigo, pariente político y segundo al mando, General Andrés Rodríguez, y huyó al Brasil como exiliado.

Martín Almada, un conocido profesor y figura política, se puso bajo la mira de la policía secreta de Stroessner en 1974, cuando publicó un discurso doctoral crítico sobre la educación en Paraguay. Fue arrestado y acusado de "terrorismo" y vinculación con los comunistas paraguayos. Fue torturado antes de pasar los siguientes tres años en el conocido campo de concentración Emboscada. Su esposa de 33 años murió de un ataque al corazón tras recibir una llamada telefónica en la que los torturadores reproducían sus gritos. |1| Tras su liberación en 1977, se marchó al exilio pero después de la caída de Stroessner, Almada inició los procedimientos legales contra sus perseguidores.

Mediante una provisión de la nueva Constitución paraguaya post-Stroessner, Almada presentó un mandato de habeas data, que permite que las personas accedan a sus registros policiales. A través de sus propias investigaciones privadas y una carta anónima, Almada se enteró que algunos documentos relacionados con su caso podían encontrarse en la comisaría de Lambaré |2|. Actuando con discreción y cuidado, Almada pasó esta información al juez Fernández, que ordenó el registro.

Los documentos se convirtieron en un acontecimiento político y generaron órdenes de detención contra primeras figuras del régimen de Stroessner, además de oficiales militares de Argentina y Uruguay. La temida cabeza de los detectives de Stroessner, Pastor Coronel, está actualmente encarcelado en Paraguay, al igual que el jefe de estado mayor y titular de la inteligencia militar de Stroessner, General Benito Guanes Serrano. El jefe de la Policía Técnica, Antonio Campos Alum, se reunió con el dictador en el exilio; ambos están actualmente citados por los tribunales paraguayos como "acusados en rebeldía" y "fugitivos de la justicia paraguaya".

El caso Inzaurralde-Santana.

Un informe de Pastor Coronel a Stroessner, fechado el 16 de mayo de 1977, ha demostrado ser crucial para la producción de un extraordinario caso legal. En 1973, Gustavo Edison Inzaurralde huyó a Paraguay tras ser arrestado y torturado por su pertenencia a una organización combativa uruguaya antigubernamental. Cuando fue arrestado en Paraguay, el 28 de marzo de 1977, se estaba preparando para exiliarse en Suecia y reunirse con su esposa, embarazada de siete meses. En cambio, el "desapareció" después de ser apresado por militares argentinos.
El informe revela que las autoridades paraguayas entregaron a Inzaurralde, a su compatriota Nelson Rodolfo Santana y a tres argentinos, a un capitán de la armada argentina y todos oficiales de inteligencia argentinos. El Coronel informó a Stroessner de la "gratitud" de los militares argentinos y uruguayos por haber permitido que dos agentes de los servicios de inteligencia argentina (SIDE) y un oficial uruguayo interrogaran [torturaran] a los prisioneros en Asunción |4| .

Con esta información en la mano, las familias de Santana e Inzaurralde iniciaron los procedimientos legales en Paraguay. En junio de 1993, el juez Arnulfo Arias inculpó en el caso al jefe de la inteligencia militar, Guanes Serrano, y al jefe de la Policía Técnica, Campos Alum. Guanes Serrano admitió ante el tribunal los intercambios extrajudiciales de presos políticos entre Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay durante los años setenta. Campos Alum testificó que "el intercambio de prisioneros era frecuente en la región" e identificó como principales colaboradores a los oficiales argentinos y uruguayos mencionados en el informe de Coronel |5|.

EN un paso sin precedentes, el juez Arias decidió entonces someter a juicio también a oficiales militares extranjeros. En marzo de 1994 comenzó un juicio singular. Doce agentes de seguridad militares --cinco paraguayos, seis argentinos y un uruguayo-- fueron acusados por "abuso de autoridad, privación ilegal de la libertad, tortura y secuestro" |6|.

Almada y los dos uruguayos desaparecidos forman parte de los miles de perseguidos por los regímenes militares derechistas del Cono Sur (Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay) durante los años setenta. Mientras que muchos de los crímenes fueron estrictamente asuntos internos, otros implicaron la cooperación de oficiales de inteligencia y militares más allá de las fronteras nacionales. Con el nombre en clave del Operativo Cóndor, los dictadores del Cono Sur se embarcaron en una empresa de alcance hemisférico para neutralizar o eliminar a los adversarios detectados. Y al llevar a cabo su tarea, no diferenciaron entre oposición violenta y disenso pacífico.

El Cono Sur durante los años setenta.

Alfredo Stroessner ya había estado en el poder durante una década cuando los generales derechistas brasileños interrumpieron la democracia de dicho país en 1964. Se aseguró el cargo en su feudo sin salida al mar, a medida que el resto del Cono Sur descendía hacia un torbellino de inestabilidad política y terror de Estado.
El resultado del golpe y contragolpe de Bolivia desembocó en la dictadura derechista de Hugo Bánzer en 1971. El golpe de Pinochet de 1973 en Chile interrumpió el experimento socialista de Salvador Allende. Ese mismo año, la prolongada democracia de Uruguay finalizó cuando el presidente Juan María Bordaberry clausuró el Parlamento y encaminó al país hacia la dictadura. La violencia política tras el retorno y la muerte de Juan Perón desembocó en la perversa dictadura militar derechista argentina en 1976.

Los crecientes niveles de represión dejaron a la región plagada de refugiados y exiliados políticos. Unos cuatro millones de personas huyeron de sus hogares buscando un refugio seguro, mayormente en los países vecinos |7| . Tras los golpes de Chile y Uruguay, millares buscaron asilo en Argentina, reuniéndose con los cientos de miles de paraguayos que ya estaban allí. Mientras tanto, los argentinos buscaban seguridad en Bolivia y Paraguay. La región era el escenario de un frenético ir y venir de refugiados. Pero, a medida que se fue expandiendo la ola de dictaduras militares, quedaron de lado las viejas tradiciones de santuarios para los exiliados políticos. El tributo generado por la represión en el Cono Sur fue de unos 50.000 asesinatos, 30.000 desaparecidos --la mayoría en Argentina-- y 400.000 encarcelados. Entre los asesinados y los desaparecidos se cuentan unos 3.000 niños |8| . No obstante, estas cantidades sólo aluden a la espeluznante realidad de los estados ilegales.

Descenso a la brutalidad.

La caída del Cono Sur en el salvajismo se originó en la crisis política y geopolítica y en la ideología común compartida por los regímenes militares de la región. Estados Unidos desempeñó un papel crítico en todas estas causas. La Guerra Fría proporcionaba el contexto global para un anticomunismo patológico y Estados Unidos ofreció formación ideológica y militar a sus aliados latinoamericanos. Las fuerzas armadas de la región se mostraron muy receptivas. De hecho, desarrollaron una visión mundial abiertamente totalitaria con consecuencias mortales.

El entonces Ministro de Relaciones Exteriores argentino, almirante César Augusto Guzzetti manifestó sin reservas esta perspectiva en una entrevista de 1976: "No existe una subversión de derecha o terrorismo de ese tipo. El cuerpo de la sociedad está afectado por una enfermedad que corroe las entrañas y forma anticuerpos. Estos anticuerpos no pueden considerarse del mismo modo que el microbio. La acción del anticuerpo desaparecerá cuando el Gobierno controle y destruya a la guerrilla".

Los países del Cono Sur se enfrentaron de hecho a desafíos armados provenientes de la izquierda. En Uruguay, los Tupamaros asestaron unos golpes políticos espectaculares. En Argentina, el marxista Ejército Revolucionario del Pueblo y los peronistas de izquierda Montoneros se implicaron en una lucha despiadada contra las fuerzas de seguridad y los escuadrones de la muerte de la derecha peronista. En Bolivia, Hugo Bánzer pudo hacerse con el poder sólo tras un sangriento enfrentamiento con los populistas de izquierda alineados con su predecesor, el general Juan Torres.

Los militares brasileños aplastaron un alzamiento armado de la izquierda hacia finales de los años sesenta. Su situación recordaba la de Chile; en ambos casos, los movimientos de guerrilla no surgieron hasta después de que un gobierno militar represivo se hiciera con el poder.

Sin embargo, la respuesta de las fuerzas de seguridad en todos estos países fue mucho más allá que derrotar a las guerrillas. Estaban implicados en una guerra santa contra la izquierda, que para ellos incluía a cualquiera que desafiara el statu quo, estuviera armado o no. En consecuencia, enfermeras, profesores, estudiantes, trabajadores, artistas, actores, periodistas e incluso políticos de la oposición democrática pasaron a ser vistos como los "microbios" de Guzzetti.

Estados Unidos proporcionó la inspiración, el financiamiento y la asistencia técnica para la represión y puede haber plantado la semilla que desembocaría en el Operativo Cóndor. La CIA facilitó una mayor coordinación entre los servicios de inteligencia de la región. Un historiador atribuye a un operativo de la CIA el haber acordado los primeros encuentros entre oficiales de seguridad argentinos y uruguayos para discutir la vigilancia de los exiliados políticos. La CIA también organizó encuentros entre líderes de los escuadrones de la muerte brasileños con argentinos y uruguayos.

Estados Unidos hizo algo más que simplemente organizar encuentros. La división de Servicios Técnicos de la CIA suministró equipo eléctrico de tortura a brasileños y uruguayos y ofreció información sobre cuánta descarga podría soportar un cuerpo humano. Los agentes de seguridad latinoamericanos también recibieron formación para la fabricación de bombas, de parte de la CIA, en las instalaciones de la Agencia de Seguridad Pública (OPS) del Departamento de Estado, en Texas.

El asesoramiento y la ayuda de Estados Unidos facilitaron la coordinación entre los servicios de inteligencia regionales. Esta cooperación hizo posible el intercambio de información y prisioneros e incluso asesinatos conjuntos. Un exiliado político podía ser mantenido como rehén o secuestrado y llevado a través de las fronteras, torturado y desaparecido, sin ninguna autorización judicial.

Paradójicamente, la moderación aplicada en la CIA tras su descubrimiento parcial en los informes del comité Church and Pike, de 1974-75, podrían haber favorecido la creación del Operativo Cóndor. La administración Carter se opuso a la postura de la CIA "anulando todas las solicitudes de inteligencia presentes en América Latina. La cooperación de la CIA ha sido muy valiosa para todas las dictaduras militares desde el final de la Segunda Guerra Mundial, pero el Gobierno estadounidense comenzó a tener reservas acerca de solicitudes de colaboración tras varios escándalos, principalmente provocados por Chile".


Si la administración de Carter no estaba dispuesta a ayudar a las dictaduras, éstas lo estaban y podían ayudarse a sí mismas.

Primeros avistamientos del Cóndor.

Aunque en 1976 el Cono Sur ya estaba inundado con la sangre de miles de víctimas del terrorismo de Estado, tres asesinatos de alto nivel provocaron los primeros rumores sobre una conspiración internacional contra la izquierda. En todos los casos, las víctimas eran prominentes exiliados chilenos. En septiembre de 1974, el Ministro de Defensa de Salvador Allende, general Carlos Partas, y su esposa, fueron asesinados en Buenos Aires cuando explotó una bomba bajo su coche. Las autoridades argentinas no investigaron el caso |15| . En octubre de 1975, el vicepresidente de Allende y líder de los demócratas cristianos chilenos, Bernardo Leighton, y su esposa, sobrevivieron milagrosamente a un intento de asesinato en Roma. Los investigadores italianos comenzaron a seguir el hilo de una red internacional que vinculaba a los servicios de seguridad del Cono Sur con neofascistas de su país.
A mediados de 1976, estos intentos de asesinato de alto nivel, así como los relatos horrendos que provenían del Cono Sur, comenzaron a generar la atención de la prensa mundial. El periodista británico Richard Gott, que había investigado las denuncias de familiares de víctimas, llamó a la represión como "algo parecido a la Operación Fénix [en Vietnam]. las personas con capacidad de inspirar y unir a la nación en una campaña para resistir a las fuerzas de ocupación, son quitados del medio uno a uno", escribió. Gott culpó a Washington, declarando que el entonces Secretario de Estado, Henry Kissinger "debía conocer [quién era responsable]".

Pero fue el asesinato de Orlando Letelier, ex Ministro de Defensa y de Relaciones Exteriores de Allende, en la Embassy Row de Washington, en septiembre de 1976, lo que puso al descubierto las piezas del Operativo Cóndor. Un coche bomba colocado por el ubicuo Townley y un grupo de terroristas cubanos anti-castristas, asesinó a Letelier y a su secretaria, Ronni Moffitt. El marido de Moffitt, Michael, que estaba viajando en el asiento trasero, sobrevivió, y deambulando aturdido por el lugar gritaba que "¡Fueron los fascistas chilenos! ¡Hijos de puta!".

Por supuesto, Michael Moffitt estaba en lo cierto, aunque los fiscales estadounidenses emplearían dos años antes de poder llevar el caso a los tribunales. Townley y los cubanos fueron finalmente declarados culpables de los asesinatos. También fueron procesados el general Manuel Contreras, director de la DINA, y otros dos oficiales.

El asesinato de Letelier produjo un escándalo que terminó por abrir las puertas que ocultaban las operaciones encubiertas en América Latina. Ahora los rumores se confirmaban parcialmente. Uno de los primeros informes provino del agregado legal de Estados Unidos en Buenos Aires, el agente especial del FBI Robert Scherrer. Una semana después de la muerte de Letelier, Scherrer envió un cable al cuartel general del FBI dando nombre y describiendo la operación:

"El "Operativo Cóndor" es el nombre en clave para la recolección, intercambio y almacenamiento de información secreta relativa a los denominados "izquierdistas", comunistas y marxistas, que se estableció recientemente entre los servicios de inteligencia en América del Sur, con el fin de eliminar las actividades terroristas marxistas en la región. Además, "Operativo Cóndor" tiene previstas operaciones conjuntas contra objetivos terroristas en los países miembros. Una tercera fase, y más secreta, del "Operativo Cóndor" implica la formación de grupos especiales de los países miembros, que deberán viajar por cualquier parte del mundo hacia países no-miembros, para llevar a cabo castigos incluido el asesinato contra terroristas o simpatizantes de organizaciones terroristas de los países miembros del "Operativo Cóndor". Por ejemplo, en el caso de que un terrorista o simpatizante de una organización terrorista de un país miembro del "Operativo Cóndor" se encontrara en un país europeo, se enviaría un grupo especial del "Operativo Cóndor" para localizar y vigilar al objetivo. Cuando hubiera terminado la operación de localización y vigilancia, se enviaría un segundo grupo del "Operativo Cóndor" para llevar a cabo el castigo real contra el objetivo. Los grupos especiales serían provistos de documentación falsa de los países miembros del "Operativo Cóndor".

De acuerdo con un informe reservado del Comité de Relaciones Externas del Senado, de 1979 y basado en archivos de la CIA, "Esa operación en 'fase tres' fue planificada en 1974 a raíz del asesinato del Embajador boliviano en París, de un oficial chileno en Medio Oriente y de un agregado uruguayo en París. Por lo tanto, Cóndor planificó una operación destinada a asesinar a tres izquierdistas europeos bien conocidos, uno de los cuales era el notorio Carlos [el recientemente capturado Illich Ramírez Sánchez]. El plan fue desbaratado" después de que la CIA lo descubriera y "advirtiera a los Gobiernos de los países en los que probablemente tendrían lugar los asesinatos --Francia y Portugal--, que a su vez advirtieron a los posibles objetivos". El operativo fue aparentemente suspendido y se negó su existencia.

Pero ninguno de estos datos salió a la luz hasta mucho después. Aunque cada vez eran más los testimonios de una cooperación interfronteriza para el secuestro, tortura y asesinato de cientos de personas, salvo por lo difundido a partir de las investigaciones del asesinato de Letelier, las pruebas de la existencia de Cóndor eran excepcionales |22|. Hacia finales de los años setenta, el Cono Sur se encontraba en lo más profundo de la represión y sólo un reducido grupo de activistas y periodistas se atrevía a hacer frente a los regímenes militares. Y, a medida que las dictaduras titubearon y finalmente cayeron durante los años ochenta, los débiles gobiernos civiles que les sucedieron, sancionaron leyes de amnistía que pusieron en discusión toda investigación seria de esta Asesinatos S.A. Internacional.

Estaba claro que se estaba desarrollando algún tipo de operación clandestina, principalmente por la acumulación de denuncias de familiares de las víctimas. Pero los testimonios se desvanecían en el laberinto de los sistemas judiciales despreocupados de los derechos humanos. La impunidad era la regla inviolable del día. Durante los años siguientes, parecía que los operativos Cóndor nunca se enfrentarían a una investigación legal.

Documentación del Operativo Cóndor.

El descubrimiento de los archivos paraguayos cambió todo el panorama. Los archivos descubiertos ofrecen en cantidad una esbozo documental de los orígenes, los propósitos y la organización del Operativo Cóndor.
Durante 1975, a instancias de los chilenos, los servicios de inteligencia del Cono Sur codificaron la cooperación informal que ya existía. Los archivos contienen una carta del general Contreras de la DINA al general paraguayo Guanes Serrano, denominando "Primer Encuentro de Trabajo de Inteligencia Nacional" a lo que se convertiría en Cóndor. Contreras ofrecía las instalaciones de la DINA como el cuartel general para "la centralización de la información sobre los antecedentes de personas, organizaciones y otras actividades conectadas directa o indirectamente con la subversión. En líneas generales, sería algo similar a la Interpol instalada en París, pero dedicada a la subversión", escribió.

El encuentro convocado en la carta de Contreras tuvo lugar en el cuartel general de la DINA, en Santiago, en octubre de 1975. Los asistentes fueron los jefes de la inteligencia militar de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Un mes más tarde, Contreras recibió a Guanes Serrano y al jefe de la policía paraguaya, Francisco Brites. En esa reunión, ellos implementaron el Operativo Cóndor, configurando "un banco de datos, un centro de información y talleres". Con el inofensivo término de "talleres" se aludía realmente a las sesiones de planificación de los grupos multilaterales de agentes encargados de vigilar, arrestar, encarcelar, torturar y "repatriar" a opositores de los diferentes regímenes . Uno de los documentos más significativos que explica el método de operación de Cóndor, detallaba un encuentro secreto en Asunción, en 1978. Con Guanes Serrano como anfitrión y la presencia de oficiales argentinos y paraguayos, el "Segundo Encuentro Bilateral de Inteligencia" afinó los mecanismos para el intercambio de prisioneros e información secreta. Guanes Serrano informó a Stroessner que "la primera fase era el intercambio de información sobre el enemigo [exiliados políticos]. La segunda fase correspondía a la investigación del objetivo y la tercera fase a la detención [secuestro] y traslado del objetivo a su país de origen".

Guanes Serrano destacó que los intercambios de prisioneros tendrían lugar directamente entre los servicios de inteligencia y que los agregados militares de las embajadas actuarían como enlace. Otros documentos de los archivos confirman que los agregados militares de las embajadas de los países implicados, eran realmente el conducto por el cual viajaban los informes de inteligencia.

A finales de 1993, los investigadores encontraron una nota fechada en Chile en 1978. En este documento típico del trabajo cotidiano de Cóndor, "Cóndor Uno" advierte a "Cóndor Dos" para que lleve a cabo una "vigilancia de un encuentro de izquierdistas argentinos y paraguayos en la provincia norteña de Salta, Argentina, en la frontera con Bolivia" . "Cóndor Uno" no era otro que Contreras y "Cóndor Dos" era el nombre en clave de Guanes Serrano.

Otros documentos solicitan la captura de chilenos, bolivianos, argentinos, paraguayos y brasileños e informan sobre otras figuras políticas latinoamericanas. Uno de estos casos fue la detención en Paraguay del ciudadano chileno Jorge Fuentes Alarcón, posteriormente entregado por la policía paraguaya a un oficial chileno en mayo de 1978.


Uno de los documentos más perjudiciales incluye una entrada en un cuaderno de notas del jefe de la Policía Técnica paraguaya, Antonio Campos Alum. Este cuaderno quedó abandonado cuando Campos Alum dejó Paraguay tras ser acusado de haber torturado personalmente a prisioneros, y lista los nombres de oficiales de policía y militares argentinos, bolivianos, chilenos y uruguayos que participaron en la represión internacional.


Tomado en su conjunto, loas archivos paraguayos aportan una prueba documental irrefutable de la existencia del Operativo Cóndor. También pueden proporcionar una base para el enjuiciamiento de quienes cometieron crímenes, suponiendo la existencia de los políticos.

Gente de la misma calaña.

Los archivos paraguayos aportan una nueva y reveladora luz sobre la implicación de Estados Unidos con los servicios represivos del Cono Sur, especialmente --pero no sólo-- el de Paraguay.
Los paraguayos siempre han acusado a Estados Unidos de ayudar a la policía secreta de Stroessner. Un grupo de oficiales militares estadounidenses enviados bajo los auspicios de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) fiscalizó la formación de la Policía Técnica. Los ex prisioneros del régimen declararon varias veces que oficiales estadounidenses los habían interrogado en Paraguay. Basado en dichos informes, el historiador paraguayo Aníbal Miranda acusa a los Estados Unidos de haber ayudado en la represión, en 1959, de un movimiento guerrillero anti-Stroessner instalado en Argentina.

Ahora han aparecido pruebas concretas sobre la cooperación y formación estadounidense con la policía secreta del dictador. Una carpeta de los archivos contiene correspondencia entre ministros paraguayos y el coronel estadounidense Robert Thierry. Thierry sirvió como "asesor sobre administración pública" de la AID (entonces la Administración de Cooperación Internacional) para el Ministerio del Interior y supervisó la formación de la Policía Técnica.

Una carta del Ministro de Relaciones Exteriores solicitaba que Thierry permaneciera durante dos años más para asesora a la Policía Técnica. En una de las respuestas de Thierry se mostraba la relación profesor-alumno:

Con respecto a la jefatura de Asuntos Técnicos, usted ha recibido la formación suficiente. Estoy seguro de que bajo la dirección de Antonio Campos Alum, esta pequeña pero poderosa organización continuará aportando el mismo servicio, altamente satisfactorio, que ha tenido desde su creación. Sugiero que continúe las conversaciones con el Director de la Misión de Operaciones de Estados Unidos en Paraguay, con el fin de establecer algún programa similar sobre Seguridad Pública.

Otros documentos demuestran que la Policía Técnica continuó siendo el principal vínculo entre los servicios de inteligencia estadounidenses y Paraguay |37|. Dicha cooperación continuó durante el período del Operativo Cóndor. El hombre del FBI en el Cono Sur, el agente especial Robert Scherrer, que vivía en Buenos Aires, trabajó de forma regular y directa con Campos Alum. En 1974, informó a Campos Alum sobre un festival realizado en un teatro de México y listó los nombres de todos los asistentes latinoamericanos. El siguiente paso de la policía paraguaya fue dirigir las investigaciones sobre el movimiento cultural paraguayo.

En otra carta escrita dos años más tarde, Scherrer solicitó a Campos Alum información sobre un Raúl Valentín Quintana porque, explicaba, el FBI creía que Quintana era un "agente cubano". Esas solicitudes de información tenían serias consecuencias en la gente inocente. "Ahora sabemos por qué varias familias con el apellido Quintana fueron perseguidas y encarceladas", destacó Martín Almada.

También la CIA trabajó con los paraguayos. El entonces Director delegado, Vernon Walters, visitó el país a principios de 1976 para entrevistarse con el jefe de estado mayor de Stroessner, Conrado Pappalardo, y otros altos oficiales |40|. Pocas semanas de después, Pappalardo le diría al Embajador estadounidense, George Landau, que Walters había aprobado un intento frustrado por obtener pasaportes falsos para dos agentes de la DINA chilena. Pappalardo dijo que estaba actuando bajo órdenes directas de Stroessner, que a su vez estaba haciendo un favor a Pinochet. Los chilenos, Armando Fernández Larios y Michael Townley, pensaban utilizar los pasaportes falsos para viajar a Estados Unidos como parte de su misión de asesinar a Orlando Letelier.

Otro ejemplo de la cooperación de la CIA con Paraguay ocurrió al año siguiente. Una advertencia firmada por Guanes Serrano y dirigida a las "naciones amigas", describe a un venezolano de nombre Omar Rossel como un "terrorista". Guanes cita a la "CIA (USA)" como su fuente.

Incluso después de que el Operativo Cóndor hubiera golpeado en Washington y que Estados Unidos hubiera supuestamente movilizado al FBI y a la CIA para resolver los asesinatos de Letelier y Moffitt, el director del FBI, Clarence Kelley, envió una aduladora carta, con el sello del FBI, a Campos Alum: "En estas Navidades, deseo hablar en nombre de todos mis colaboradores y agradecerle de todo corazón la cooperación que ustedes, con tanta buena voluntad, han proporcionado al FBI. Deseándole lo mejor de las cosas, que merece con creces."

Cabe recordar que Campos Alum se encuentra fugitivo, acusado de graves violaciones de los derechos humanos, crímenes que cometió antes, durante y después de esta época. El FBI, gracias al agente especial Scherrer, estaba al tanto de los crímenes de Campos Alum en la época en que se escribió esta carta.

El hecho de que Estados Unidos y Paraguay fueran aliados no impidió que la inteligencia militar paraguaya espiara a políticos estadounidenses que, en su opinión, interferían los asuntos internos de Paraguay. Los archivos incluyen un informe enviado al jefe de detectives, Pastor Coronel, por un informante desde Buenos Aires. El informante había asistido e informado sobre un encuentro en Buenos Aires entre el senador Edward Kennedy (diputado por Massachusetts) y representantes del Acuerdo Nacional, una coalición que agrupaba a los grupos opositores paraguayos.

Estados Unidos, por supuesto, también estaba interesado en obtener información acerca de sus propios adversarios. Una carta del agregado legal en Buenos Aires, Calvin Clegg, solicitaba la ayuda de Pastor Coronel sobre una organización "subversiva":

Adjunto un informe reservado, enviado por la oficina del FBI en Nueva York. El informe describe la historia y antecedentes del Consejo Mundial para la Paz, una organización que sirve como instrumento político del Partido Comunista de la Unión Soviética. Le ruego que examine sus archivos buscando toda información relacionada con el Consejo Mundial para la Paz en su país que esté dirigido contra Estados Unidos o sus ciudadanos |45|.

En una entrevista reciente, el líder del partido opositor Liberal Radical Auténtico, Domingo Laino, recordó que durante una de sus muchas detenciones fue interrogado por Campos Alum, que se jactaba acerca de unas fotografías que lo mostraban con uniforme militar estadounidense Los alardes de Campos Alum tendrían, de hecho, cierta base. Los archivos incluyen el curriculum vitae de Campos Alum, que lista su formación especial sobre contrainsurgencia en bases militares estadounidenses y la asistencia a cursos de la DEA acerca de legislación sobre las drogas.

Una carpeta con la faja "Confidencial" contenía un manual de Fort Gulick (base militar estadounidense en la Zona del Canal de Panamá, anteriormente sede de la Escuela de las Américas) producido para la formación de las fuerzas armadas de Estados Unidos para "interrogadores como referencia para interrogatorios de campo" |48|. La misma carpeta, en un apartado titulado "instrucción en la Escuela de las Américas", contiene un manual que instruye a los "interrogadores" sobre cómo mantener vivas y con capacidad de respuesta a las víctimas de un shock eléctrico. El manual recomienda remojar los cuerpos y cabezas d ellas víctimas con agua de mar e incluye un boceto que muestra cómo debería llevarse a cabo este "tratamiento" |49| . Esta carpeta también incluye una carta del entonces Embajador de Estados Unidos, Timothy Towell, en la que da instrucciones a la policía paraguaya y adjunta otro manual para interrogatorios.

Los paraguayos toman la iniciativa.

En mayo de 1993, el profesor Almada y otros parientes de los asesinados o "desaparecidos" en Paraguay, enviaron una carta al presidente Clinton exigiendo una compensación por las víctimas de la represión en Paraguay. Ellos alegan que el régimen de Stroessner "fue asesorado por oficiales militares estadounidenses, que instruyeron a los principales torturadores, y que la persecución se incluyó dentro de la guerra entre Estados Unidos y la Unión Soviética, que produjo un genocidio en América del Sur".
Pero el Embajador de Estados Unidos, Jonathan Glassman, en respuesta a la carta, manifestó que Estados Unidos no tenía nada que ver con la represión en Paraguay. Meses más tarde, antes de que las pruebas de los archivos comenzaran a divulgarse poco a poco, Glassman rechazó acusaciones similares, que él atribuía a "acusaciones terroristas con el fin de justificar los ataques a oficiales estadounidenses fuera del país".

"Incluso habiendo dicho eso", dijeron los familiares, "la Embajada de Estados Unidos nunca podría haber permanecido ignorante de lo que estaba sucediendo en el país y nosotros hemos visto documentos de funcionarios como Scherrer que conocían la existencia del Operativo Cóndor" .

Actualmente, seis altos oficiales de la policía paraguaya y un general están prisión a causa de los archivos. Y Francisco de Vargas, miembro de la Comisión de Derechos Humanos del parlamento paraguayo, dijo que tenía testimonios orales que acusaban a 12 generales, al ex Ministro del Interior, Sabino Montanaro, y a dos ex diputados, de ordenar el asesinato de cuatro prisioneros políticos en 1976. Las víctimas fueron asesinadas tras haber estado en prisión durante dos años.

Mientras tanto, el avance de los juicios paraguayos se ha hecho agotadoramente lento. En el caso Inzaurralde, ninguno de los oficiales extranjeros inculpados se ha preocupado por presentarse. Los intentos de obtener su extradición han sido infructuosos. Y los miembros de la familia de Inzaurralde se han quejado en una carta abierta de los numerosos obstáculos que impiden el avance de la justicia. Cuando AID ofreció 40 millones de dólares para microfilmar los archivos, Faustino Centurión, y otros diputados del ala disidente del Partido Colorado, declararon públicamente su desacuerdo. "No podemos aceptar que el Gobierno de Estados Unidos, que entrenó a la policía que persiguió a quienes lucharon por la democracia, ahora quiera ayudar con la microfilmación", dijo. A pesar de las protestas, AID está asesorando al Centro de Documentación en Paraguay.
Ni se ha perdido la conciencia. Cuando, a finales de 1993, los periodistas volvieron a revisar los archivos, se habían separado archivos y carpetas con temas militares, fuera del alcance de los periodistas, porque los jueces consideraban que "era sólo un asunto de la policía". Las pruebas documentales más importantes acerca del Operativo Cóndor han comenzado a ponerse de lado con rapidez. También están en peligro los documentos que contienen la correspondencia entre los servicios de Estados Unidos y la dictadura paraguaya.

La Comisión de Derechos Humanos paraguaya continuará investigando en forma conjunta con organizaciones semejantes de la región. Sus líderes dicen que Washington "debe realizar un acto responsable y abrir sus propios archivos, de manera que sea posible reconstruir la tragedia de miles de víctimas en América Latina".

El jefe de estado mayor del ejército argentino y miembro de la Junta, general Roberto Viola, intentando evadir las preguntas acerca del reino del terror en el Cono Sur, dijo en 1979: "Están los muertos, los heridos, los encarcelados y los que están ausentes para siempre. No pidan explicaciones donde no las hay". Viola estaba equivocado. Existen las explicaciones, existen las personas que son culpables y, gracias a los "Archivos del Horror", a algunas de ellas se les ha aplicado al menos una justicia parcial.

Para finalizar me gustaría recomendar este gran libro para seguir investigando este horrible crimen perpetrado por el imperio Yankee a los pueblos de América Latina.


TITULO: Operación Cóndor
AUTOR: John Dinges
PAGINAS: 432 pags.
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2004
PAÍS: Colombia.


El libro fue publicado tres años después del 11 de septiembre y se nota en algunos aspectos del formato. El primer capítulo se llama por ejemplo “ La primera guerra contra el terrorismo.” Y se emplea la noción de “daño colateral”, popularizada en los últimos años. La lección que el autor quiere extraer es evidente: “lo que ocurrió  durante los años del Cóndor  fue la cristalización de la primera alianza internacional de carácter oficial para combatir el terrorismo. Como tal, ofrece un modelo de obstáculos y tragedias que deberían comprenderse y examinarse con honestidad si los estadounidenses queremos evitar ser cómplices en violaciones similares a los derechos humanos en futuras alianzas y campañas antiterroristas.” 

Responsabilidad de Estados Unidos
En el libro se menciona el asesinato de René Schneider y se evalúa cuidadosamente la responsabilidad del departamento de Estado, dirigido por Henry Kissinger en la formación del sistema Cóndor. Se afirma aunque luego se matiza un poco, el liderazgo geopolítico de Pinochet.  Pinochet  “creó una alianza secreta con los gobiernos militares de Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil y Argentina. Entre las estrategias  “el asesinato internacional” era parte del proyecto. El Departamento de Estado y los organismos de inteligencia tenían detalles de una precisión sorprendente acerca del funcionamiento. Se verifican negligencia e impericia de la CIA. 

La exigencia democrática sobre los organismos de seguridad
Es el criterio central de John Dinges.  Su libro es un constante pedido de cuentas a su gobierno por respetar normas jurídicas y éticas que se ha comprometido explícitamente a defender. “ Asesinatos planeados y dirigidos por los gobiernos dentro y fuera del territorio de los miembros del Cóndor tiene consecuencias extremadamente graves que tenemos que enfrentar con rapidez y sin rodeos.” escribe Kissinger en un telegrama.  Inexplicablemente nada sucedió dice el autor.  Por que el uso del adjetivo inexplicablemente? Acaso la política exterior norteamericana es  omnipotente? En todo caso las controversias tácticas –derechos humanos contra el empleo desbordado de métodos como la tortura y el asesinato político se encuentran condicionadas por alianzas estratégicas con las dictaduras militares pro-americanas en el marco de la guerra fría.